Colombia revisará si puede ser excluida de los aranceles aplicados al acero y aluminio

Amcham asegura que existen tres mecanismos con los que el país puede negociar.

La decisión del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de imponer aranceles de 25% y 10% al acero y aluminio, respectivamente, sacudió los mercados globales que comercian con estos metales.

A pesar de que Colombia no es un país catalogado como un gran exportador de estos metales, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez, informó que la cartera solicitará al país norteamericano la exclusión de Colombia a estos aranceles

“Vamos a hacer la solicitud ante el gobierno de EE.UU. para que estas exportaciones queden excluidas de la medida adoptada y a utilizar los canales de comunicación que tenemos activos para que esta exclusión se dé en el menor tiempo posible”, informó Gutiérrez.

Frente a esto, la directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham), María Claudia Lacouture, explicó que existen tres recursos a los cuales puede apelar Colombia con el fin de una salida.

“Todos los países pueden presentar un recurso ante el Representante Comercial de Estados Unidos, (Ustr). Y no creo que sea difícil demostrar que las exportaciones colombianas no representan riesgo alguno para su seguridad nacional, que fue el argumento aducido en el caso del acero y el aluminio”, explicó Lacouture.

Igualmente, la directora de Amcham explicó que el país puede utilizar como argumento la alianza de seguridad para combatir el terrorismo y el narcotráfico vigente desde hace años entre ambos países, uno de los principales temas en la relación binacional, o recurrir a las políticas de minimis, que indican que si el producto de un país no representa más del 3% de las importaciones hacia EE. UU. no se aplicarían medidas restrictivas.

El director de la cámara de Fedemetales de la Andi, Juan Manuel Lesmes, calificó como preocupantes las medidas arancelarias, considerando que, aunque no son las exportaciones tradicionales de Colombia, sí son un valor agregado en la industria, y las ventas de aluminio a EE.UU. responden a un mercado al que Colombia “ingresó con mucho esfuerzo”. Según la Andi, el país dejaría de recibir US$58,8 millones en exportaciones, de los cuales US$24 millones corresponden a productos de acero, US$8,7 millones en tubería metálica y US$26 millones en productos de aluminio.

Mayor impacto vendría del precio a nivel global

Según Lesmes, la medida generaría un impacto en doble vía, pues el país también depende de los precios globales de acero y aluminio, los cuales verán una caída considerable al no tener acceso a este mercado, por lo que los metales buscarían otras salidas comerciales. “Solo se excluyó México y Canadá, por lo que va a haber una sobreoferta de aluminio a nivel global que puede afectar a la industria nacional en términos de precio incluso más que el mercado norteamericano”, explicó Lesmes.

Fuente: La República

Leer más aquí

0
0
0
s2smodern