Antioquia sabe cuál es el negocio

Los exportadores paisas voltearon su mirada a hacia productos agrícolas e industriales que encontraron buena respuesta en el mercado estadounidense

 

Por: María Claudia Lacouture, directora ejecutiva AmCham Colombia 

A simple vista las cifras de Antioquia durante la vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos pudieron ser mejores. Sin embargo, como se dice en el argot popular, “un paisa nunca se vara” y, a pesar de las adversidades, los antioqueños han venido encontrando maneras de aprovechar las oportunidades que brinda el acuerdo comercial tras seis años de entrada en vigor. 

Jalonadas por la caída en los precios del petróleo, la desaceleración el comercio mundial y la recesión que desde 2009 impactó a Estados Unidos, las exportaciones totales de Antioquia hacia ese país cayeron en cerca del 52% entre 2012 y 2017, principalmente porque EE.UU. redujo el volumen de sus compras de productos minero-energéticos a Colombia, siendo Antioquia uno de los más golpeados.

Sin embargo, sus ventas diferentes a minerales e hidrocarburos se mantuvieron estables en cerca de US$800 millones anuales y contrarrestaron así la disminución en los otros sectores.

Los exportadores paisas voltearon su mirada a hacia productos agrícolas e industriales que encontraron buena respuesta en el mercado estadounidense, caso del cacao que en lo que va del acuerdo ha aumentado sus exportaciones 232,6%; los artículos y formas básicas de plástico que lo hicieron en un 154% y el tradicional café que subió en 42% su ritmo de exportación.

Y luego de que Estados Unidos le abriera por completo sus puertas al aguacate colombiano, Antioquia fue la primera en capitalizar esta oportunidad y así llegó a exportar US$70.429 el último trimestre del año pasado, descubriendo una oportunidad extraordinaria de exportar aguacate hacia el mayor consumidor de este producto en el mundo, con una demanda de unas 22.700 toneladas semanales.

Según una encuesta de AmCham Colombia con 120 empresarios sobre su percepción del TLC con Estados Unidos, el 45% dijo estar totalmente de acuerdo con que Colombia tiene suficiente oferta exportable en términos de cantidad y variedad para aumentar sus ventas a Estados Unidos.

A pesar de que algunos problemas de competitividad e infraestructura han dificultado el aprovechamiento de esa oportunidad, Antioquia está entendiendo cuál es el dinamismo para aprovechar el TLC: la diversificación. Mientras en 2012 el 75,5% de la oferta exportable de Antioquia se concentró en las exportaciones minero-energéticas, para el 2017 esa concentración fue apenas del 48,5%.

Como lo referenció recientemente el embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, el aumento en el número de compañías que exporta a Estados Unidos, impulsado por el TLC, fue del 22% y del 13% en productos nuevos que se exportaron a ese país.

Con el TLC, las oportunidades están servidas y los antioqueños las están identificando. Hay que mejorar la infraestructura y apostar a sectores tradicionales, como el agro, y a los promisorios, como las TIC y el turismo, ámbitos propicios para los empresarios y en los cuales Antioquia tiene un futuro prometedor, por su oferta agrícola diversa, sus atractivos turísticos y un espíritu innovador reconocido en Colombia y en el exterior.

Desde AmCham Colombia trabajamos para fortalecer los lazos comerciales con Estados Unidos, fomentar los negocios y la incorporación a las cadenas de valor, así como propiciar sinergias nacionales, promover la innovación y el emprendimiento, la capacitación y la consultoría empresarial.

Estados Unidos es nuestro principal socio, aliado y cooperante, mayor fuente de inversión y de emisión de turistas. Estamos frente al socio que necesitamos y con el cual podemos generar oportunidades que permitan crecer a los empresarios y el departamento. 

Publicado en el Colombiano Medellín, disponible aquí 

0
0
0
s2smodern