Liderazgo abierto, un nuevo paradigma empresarial que traería beneficios a su compañía



En la actualidad, el entorno empresarial es un pilar fundamental en la vida de todos los colaboradores de una compañía, conocer el mejor camino para enfrentar los cambios, abordar las diferencias y conocer a los funcionarios de una manera genuina, permitirá obtener mayores beneficios, tanto en términos internos como externos de la misma.


Por: Jaime Bejarano, gerente del sector estratégico de Red Hat

En un mundo en el que la innovación y la tecnología crecen a nivel exponencial, es necesario, en una organización adoptar cambios a nivel interno para permanecer en el mercado. Hoy en día, las empresas necesitan cada vez más estructuras flexibles para sus procesos creativos y su crecimiento del negocio, pero, ¿es posible alcanzar este cambio con estructuras y modelos aplicados desde hace siglos?

En la actualidad están siendo tendencia mundial las comunidades de organizaciones abiertas, escritores, consultores, teóricos, gerentes y otros líderes que ayudan a otros a entender cómo los principios abiertos pueden transformar la cultura y el diseño organizacional. Su bandera es la “cultura abierta”: una forma de liberar el potencial del mundo, a través, de la participación activa sin límites, aplicando prácticas claras como:

  1. Construir equipos sin temor al fracaso: La innovación siempre implica riesgo. Como sugiere la autora Catherine Louis, “la ejecución exitosa de un objetivo implica plantear preguntas acerca de ese objetivo, y es absolutamente necesario experimentar el fracaso en el camino hacia el logro de esa meta”.
  2. Crear estrategias para tener equipos con distintas personalidades: Los líderes abiertos reconocen y aprovechan la valiosa diversidad de sus equipos. Y comienzan por construir equipos compuestos por personas que piensan y actúan de manera diferente a como lo hacen ellos.
  3. Proyectar planes a corto plazo: Los líderes deben aceptar el hecho de que la innovación constante puede hacer que la planificación a largo plazo sea prácticamente imposible. ¿Cómo pueden ayudar a sus equipos a establecer metas cuando las condiciones siempre están cambiando?, a través de pequeños cambios y acciones a corto plazo.
  4. Eliminar las reuniones que sofocan la creatividad: Los líderes abiertos celebran reuniones inclusivas y colaborativas que pueden sacar lo mejor de las personas. Y pueden hacerlo porque han fomentado la confianza entre sus compañeros de equipo.
  5. Destacar el valor de la colaboración: Compartir el conocimiento al interior de una organización reduce tiempos, arroja mejores resultados y aumenta el índice de creatividad e innovación. A partir de este pilar, los empleados se cuestionan, desafían un problema, aumentan la productividad y reciben feedback.
  6. Transparencia como principio: La “cultura abierta” permite que los colaboradores desempeñen su labor abiertamente y de forma transparente. La posibilidad de compartir conocimientos y capitalizar los descubrimientos de la comunidad contribuye a mejorar la calidad de vida de la sociedad y cumplir el propósito de colaboración con objetivos comunes.
  7. Aplicar una verdadera meritocracia: Es un pilar a través del cual se fomenta la capacidad de liderazgo de los colaboradores y el compromiso en el desarrollo de sus labores. Pero esto no sería posible si no se le permitiera al público interno expresar sus ideas y compartirlas abiertamente.
  8. Incentivar la retroalimentación: La comunicación continua entre líderes y colaboradores es una práctica que se debe implementar con el objetivo de atraer, fidelizar y desarrollar el talento de los empleados. Cuando un líder proporciona una retroalimentación clara a su equipo, lo alinea con los objetivos de la organización e incentiva el aprendizaje.

Dicho lo anterior, no cabe duda que el gran reto empresarial es adoptar estos nuevos modelos siendo conscientes de que será un proceso de tiempo y paciencia, pero, que traerá innumerables beneficios a todos los trabajadores y colaboradores, incluyendo a clientes y partners, sin dejar de tener en mente que la mayoría de las innovaciones que están en el mercado son producto de equipos colaborativos que trabajan con un objetivo en común.

Publicado en Revista Business Mail, edición 157. Disponible aquí