Alquería va tras una gran oportunidad para apoyar a sus productores de leche




La producción de leche en Colombia se caracteriza, entre otros aspectos, por los bajos indicadores de desempeño productivo que se traduce en baja competitividad.

Bogotá, 05 de abril 2021-. Esta situación es más evidente en los sistemas de trópico bajo, en los cuales se ordeñan más de 5 millones de vacas al día, de tipo principalmente cebuino, con las que se produce cerca del 50% de la leche del país, y con estos parámetros en general: 2 – 3 litros vaca día, carga animal por hectárea <1 animal, litros por hectárea al año <500 litros, inicio de la vida productiva >40 meses, intervalo entre partos >500 días.

El departamento del Cesar, con una extensión de ~2,3 millones de hectáreas, de vocación principalmente agropecuaria, y ~1,5 millones de cabezas de ganado (total carne y doble propósito) en 2019, es la principal cuenca de producción de leche de trópico bajo con una producción diaria de más de 750 mil litros al día y más de 10.000 productores, cuyas explotaciones, con extensión promedio de ~50 hectáreas, tienen en líneas generales el desempeño mencionado. En este departamento Alquería, a través de la marca Freskaleche, acopia diariamente cerca de 150 mil litros que provienen de más de 2.000 unidades productivas en los municipios de Astrea, Pailitas, Aguachica y San Alberto, siendo Aguachica la principal zona de acopio con ~1.400 pequeños productores y ~80 mil litros día, y en donde la compañía cuenta con planta de pulverización y leche UHT.

Teniendo en cuenta esto, Alquería ha creado un programa llamado Vaca Madrina con el objetivo de reconvertir más de 2.000 sistemas productivos de la región de influencia de la compañía en el Cesar en un horizonte de 10 años, a través de acceso a crédito con estructura acorde a las necesidades de flujo de caja de una explotación de esta escala y en este ecosistema productivo.

Esto solo es posible de la mano con un aliado de la banca local que le crea al potencial de estos productores y los vea como sujetos viables de crédito y atractivos para colocación de deuda en esas condiciones. Así como con la participación de banca multilateral y fondos internacionales de capital de impacto con la inyección de recursos de cooperación.

En 2020 Alquería dio inicio al programa con la estructuración del mismo y la consecución de recursos de cooperación de entidades multilaterales de inversión de impacto, logrando así avanzar en la inyección de estos para el desarrollo de las fases tempranas del programa. Así mismo, con actores de la banca local, lograron la colocación de las primeras operaciones de crédito para los pequeños productores.

Alquería busca que este programa tenga un impacto productivo, ambiental, económico y social con el fin de continuar con su propósito de nutrir el futro de Colombia y transformar sueños en realidades, contribuyendo así a la construcción de un mejor campo y un mejor país en paz para todos los colombianos.