Baker y Lloreda lideran en propiedad intelectual



La organización inglesa Chambers & Partners destacó 13 firmas en el área.

La propiedad intelectual es un tema del día a día de las compañías, bien sea para el registro de patentes industriales, inscripción de marcas y distintivos o posibles disputas por tales registros.

En el país, según la organización inglesa Chambers & Partners, Baker McKenzie, Brigard & Castro y Lloreda Camacho & Co, todos afiliados a AmCham Colombia, son los bufetes que mandan en el área de propiedad intelectual.

Y es que figurar como líder en esta materia no es para menos, pues se trata de un aspecto en el que la Superintendecia de Industria y Comercio (SIC) aplica mucha dedicación. De acuerdo con sus cifras, solamente en 2016 se hicieron más de 40.000 requerimientos de marcas y otros signos distintivos, uno de los temas por lo que estas firmas son más buscadas para hacer asesorías.

“Entre los servicios más solicitados está el registro de marcas como trámite administrativo. Pero resulta de especial importancia para los clientes definir estrategias de protección extrajudicial de sus derechos cuando un tercero los infringe”, explicó Cristina Matiz, socia directora del Grupo de Propiedad Intelectual en Baker McKenzie.

Sin embargo, para Ana María Castro, socia y directora del departamento de patentes de Lloreda Camacho & Co, la tendencia en requerimiento de servicios también tienen mucho que ver en la actualidad con el uso de la tecnología: “los clientes solicitan desde licencias de uso, contratos de transferencia de tecnología, análisis sobre posibles infracciones de marcas y patentes hasta servicio de vigilancia tecnológica, que consiste en revisar información y datos existentes en varias fuentes y bases, organizar dicha información y analizarla para identificar y priorizar información estratégica”, complementó la socia de Lloreda Camacho & Co.

Precisamente, en los cambios tecnológicos se ubican algunos de los principales retos del área en la actualidad, pues los equipos especializados en la materia no sólo deben mantenerse actualizados en el ámbito jurídico, sino también en las nuevas herramientas tecnológicas para las asesorías, así como sobre su incursión en la propiedad intelectual.

“Los rápidos cambios tecnológicos y la constante innovación obligan a los equipos de propiedad intelectual a estar en constante evolución y aprendizaje, para poder mantenerse a la vanguardia como lo requieren los clientes diariamente”, afirmó Mauricio Jaramillo, Socio Director de Grupo de Práctica de Propiedad Intelectual del bufete Gómez Pinzón Zuleta (GPZ), despacho que se ubicó en la banda dos del ranking publicado por Chambers & Partners.

Junto con GPZ, vale la pena destacar, también se ubicaron Cavelier Abogados, Dentons Cárdenas & Cárdenas y OlarteMoure, seguidos en la banda tres de otras firmas reconocidas como Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría, Posse Herrera Ruiz y Triana, Uribe & Michelsen.

Fuente: La República