Beneficios para empresas del sector salud dentro de zonas francas



El sector salud se convertido en un importante centro de inversión y ha evolucionado considerablemente para ofrecer servicios de mejor calidad.

Colombia se consolida como el primer país en América en el ofrecimiento de servicios de salud a través de zonas francas, dejando al país muy bien posicionado en cuanto al índice de desempeño global de sistemas de salud, donde recientemente se ocupó el puesto 22 entre 190 países encuestados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las zonas francas del sector salud han evolucionado considerablemente gracias a los beneficios otorgados por los incentivos aduaneros, tributarios y de comercio exterior, permitiéndoles invertir sus recursos en infraestructura inmobiliaria y la adquisición de modernos equipos tecnológicos, con el objetivo de ofrecer servicios de salud de alta calidad y generar mayor competitividad a nivel nacional e internacional.

En este sentido, existen diversos beneficios que reciben las empresas del sector salud al estar vinculadas al régimen franco. Algunos de ellos son:

Los prestadores de servicios de salud que operan desde las zonas francas son más competitivos desde el punto de vista fiscal, puesto que en la actualidad tienen un impuesto de renta inferior en un 50% respecto del que se aplica en el resto del territorial nacional. De igual manera, las zonas francas del sector salud son exentas en IVA para la compra de materias primas, así como también en el diferimiento de los impuestos y derechos a las importaciones.

Los beneficios tributarios hacen que los costos de procedimientos especializados sean muchos más favorables y competitivos a nivel nacional e internacional

Con la nueva regulación, las entidades de salud pueden realizar ventas al detal siempre en cuando pertenezcan a los servicios ofrecidos por ellas mismas

Este instrumento, facilita las operaciones de comercio exterior para insumos, medicamentos y dispositivos médicos. Las zonas francas en Colombia se han convertido en el último tiempo en herramientas fundamentales para el desarrollo empresarial y para atraer inversión extranjera; en cuanto al sector salud, hay que destacar su significativo aumento de participación, gracias a la competitividad que otorga los incentivos que ofrece el régimen de zonas francas.