AmCham Colombia, Cámara de Comercio Colombo Americana

Brigard, Gómez-Pinzón y PPU, las que cerraron más negocios en 2017



Posse Herrera  y Dentons también fueron destacados en listado de TTR.

Este año la práctica de fusiones & adquisiciones (M&A) se verá frenada por las presidenciales pues, para expertos como Hernando Padilla, socio de M&A de Philippi, Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría, en los años electorales los negocios son más lentos.

Por eso, los cierres de las transacciones que algunos de los bufetes más importantes alcanzaron en 2017 serán un referente para afrontar los retos de 2018, y no bajar el ritmo que llevan las firmas líderes en el mercado. Según Transactional Track Record (TTR), las que más finalizaron negocios el año pasado fueron Brigard & Urrutia, Gómez Pinzón y PPU.

De acuerdo con el listado revelado por la consultora internacional, el despacho que cerró más transacciones por fusiones o adquisiciones fue B&U, que en todo 2017 concretó 18 negocios. Gómez-Pinzón ocupó el segundo lugar con 12 movimientos completados, mientras que la multilatina Philippi, Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría cerró 2017 con 11 acuerdos concretados.

“La razón por la cual PPU cerró ese número de transacciones fue la necesidad de los clientes de cerrar operaciones que habían iniciado bien sea a finales del año anterior o a principios del mismo y que necesitaban que cerraran antes de acabar el año. Otra razón son las atractivas valoraciones y oportunidades de inversión que encontraron los clientes en los targets que están adquiriendo, finalmente otros obedecieron al deseo de algunos fondos de capital privado de liquidar sus posiciones en las inversiones que tenían”, explica Padilla.

De acuerdo con Andrés Hoyos, socio director del área de M&A en Gómez-Pinzón Abogados uno de los retos principales de la práctica en 2017 fueron las transacciones institucionales, de fondos de capital privado que hicieron inversiones en sectores como financiero, en desarrollo científico, y muchos movimientos internacionales donde las grandes adquisiciones se hacían por fuera y tenían efectos en Colombia.

Sin embargo, este 2018, “un año de elecciones, es un año relativamente lento donde los inversionistas están cautos para saber quién será el próximo presidente, etc. por eso, para seguir trabajando a buen ritmo se necesita que, sin importar quién gane, el país les entregue tranquilidad a los inversionistas sobre la continuidad de políticas de apertura económica y de estabilidad en políticas monetarias. Así puede ser un buen año”.

Otras firmas de asesores legales que salieron destacadas en el informe de TTR fueron Garrigues, Posse Herrera Ruiz, DLA Piper Martínez Beltrán, Rodríguez & Asociados y Dentons Cárdenas & Cárdenas, despachos que también cerraron transacciones por más de US$2.600 millones.

Fuente: Asuntos Legales-  La República