AmCham Colombia, Cámara de Comercio Colombo Americana

Cinco características de la tributaria de 2018 según KPMG



La firma se suma a la lista de analistas, expertos y entidades que señalan que el país requiere una nueva reforma tributaria si quiere contar con los ingresos necesarios desde 2019.

El reciente informe que la Comisión del Gasto le entregó al Gobierno en diciembre advierte que “el panorama fiscal no está despejado, dado el objetivo de la regla fiscal de llegar a un déficit total estructural de 1% del PIB en 2022, lo cual implica producir ajustes por el lado de los gastos y/o ingresos”.

Además, señala que un panorama de ingresos fiscales menor al que espera el Gobierno llevaría además a una reducción del gasto mucho más fuerte de la que ya propone el Marco Fiscal de Mediano Plazo, lo que a su vez tendría un impacto sobre el futuro crecimiento económico del país. Así las cosas, la Comisión no incluyó un estudio de ingresos, pues no era su competencia, pero sí pidió que se acojan todas sus recomendaciones para hacer más eficaz y eficiente el gasto nacional.

Mientras se evalúa el método para aplicar dichas recomendaciones, expertos y entidades como Fedesarrollo ya hablan de la necesidad de una nueva reforma tributaria, que debería presentar el nuevo gobierno en el mismo 2018. Sobre el que sería este nuevo régimen tributario, Eric Thompson, socio regional de KPMG, hizo una lista de cinco puntos que debe tener en cuenta el proponente de la tributaria de 2018.

En primer lugar, pide Thompson que no se creen más impuestos nuevos ya sean permanentes o temporales, como el impuesto a la riqueza, ni se generen más impuestos al consumo, como pasó en la tributaria del 2016 con los servicios de internet y restaurantes que pasaron de ser de renta a consumo.

En su lugar, explica el experto, puede mantenerse y ampliarse la lista de bienes y servicios que están gravados con el IVA y eliminarles a cambio los impuestos específicos como el de consumo, ya que estos además pueden generar distorsiones. Además, es importante generar mecanismos de ahorro tanto para los contribuyentes como para la Dian en su gestión.

En segundo lugar, está la advertencia de no incrementar la tarifa de ningún impuesto y añade Thompson que “la insuficiente desgravación del Impuesto de Renta para empresas al 33% debe consolidarse”, a la luz de una disminución de tarifa en dicho impuesto que se aplicará en Estados Unidos y que llevará a que otros países aprueben medidas similares.

Para compensarlo, la Dian tendría que continuar en su tarea de mejorar su gestión y recaudo, ayudada de medidas como la aprobación en el 2016 de la cárcel para evasores, generar eficiencias en el recaudo y crear medidas adicionales que permitan mayor formalización.

Como tercera sugerencia está uno de los puntos que sugirió la Comisión Tributaria y que la reforma de 2016 por lo menos en cierta medida intentó llevar a cabo, aunque su debate no permitió que realmente se aprobara y aplicar: eliminar exenciones y exclusiones de impuestos. Thompson propone dicha eliminación solo para el IVA y explica que, en el régimen actual, por ejemplo, el servicio de carga terrestre está excluido del IVA mientras que el transporte aéreo está gravado.

En el cuarto lugar está nuevamente el fortalecimiento de la Dian como entidad encargada de los ingresos tributarios en el país, para que esta tenga mayor capacidad de controlar y recaudar los impuestos adecuadamente y evitar la evasión de los mismos.

Por último, argumenta el socio de KPMG que es necesario fortalecer los derechos de los contribuyentes, para evitar un “abuso de poder” por parte de los agentes fiscales.

Fuente: Dinero.