Cisco y la plataforma EllasTrabajan! unen esfuerzos para empoderar a las mujeres a través de educación en TI



El objetivo es ofrecer educación gratuita a mujeres profesionales, a través del programa Cisco Networking Academy, para ayudar a solventar la brecha laboral e impulsar la economía digital.

La educación es un pilar fundamental de responsabilidad social para Cisco, empresa líder en tecnología. Teniendo como base este principio, la empresa anunció que trabajará en conjunto con la plataforma EllasTrabajan!, la cual utiliza la tecnología e inteligencia artificial para conectar a mujeres profesionales con oportunidades laborales a través de la nube.

Como parte de este esfuerzo, Cisco colaborará en la formación y certificación de mujeres profesionales a través de Cisco Networking Academy®, su programa de desarrollo de habilidades que prepara talento para empresas que buscan innovar y crecer en la economía digital.

El programa incluye una amplia gama de cursos de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y planes de estudios, que combinan el desarrollo de habilidades técnicas con el fin de preparar a los profesionales para obtener empleo en la nueva economía de la cuarta revolución industrial.

Actualmente, Cisco Networking Academy® cuenta con más de 220 mil estudiantes en América Latina, de los cuales el 32% son mujeres. Hay aproximadamente 134 mil estudiantes en Perú y Panamá solamente, con una participación femenina de 45%.

Cisco tiene planificado considerar el pool de talento de EllasTrabajan! al momento de contratar personal calificado, además de ofrecer esta opción a su ecosistema de partners. La idea es que las mujeres adquieran habilidades y conocimientos a través de cursos como los que ofrece, que les permitirá estar mejor formadas para el campo laboral.

Al respecto, Gustavo Sorgente, managing director de Cisco Cansac, señala que la labor adelantada con EllasTrabajan! es una bandera importante para Cisco, no sólo como parte de su compromiso con la responsabilidad social empresarial, sino también con el desarrollo de habilidades en Tecnologías de la Información (TI) que tanto se necesitan para atender las demandas de la economía digital.