AmCham Colombia, Cámara de Comercio Colombo Americana

Cuatro bancos colombianos están entre las 500 marcas más valiosas del sector



Banco de Bogotá y Bancolombia lideran a nivel nacional.

La marca independiente de consultoría en valoración de negocios, Brand Finance, publicó el listado de los 500 bancos con las marcas mejor valoradas a nivel global para 2018. En este figuran el Banco de Bogotá, Bancolombia, Davivienda y Banco de Occidente, que ingresa por primera vez en el listado.

Banco de Bogotá (US$1.358 millones) y Bancolombia (US$1.312 millones), pelean de cerca el primer puesto a nivel nacional, con apenas US$46 millones de diferencia en su valor de marca, mientras que Davivienda presentó el mayor porcentaje de crecimiento con 16% respecto al año anterior.

El valor total de las 500 marcas bancarias más grandes del mundo incrementó 10,2% con respecto a 2017 con un valor de US$1,18 billones, de los cuales los bancos chinos aportan 27% ocupando tres de las primeras cinco casillas del ranking. Para Laurence Newell, director general de Brand Finance para Latinoamérica, esto se debe a que “China ha salido a competir en un mundo globalizado mientras que otros países prefieren aislarse. Esto se refleja no solamente en banca sino también en telecomunicaciones y tecnología.”

Precisamente a nivel de Colombia, Newell advierte la posibilidad que tiene Bancolombia de salir a explorar mercados siguiendo el ejemplo de la banca china: “Las marcas son muy exportables, si bien una marca es fuerte en su país, puede salir a competir en otros espacios. Bancolombia evidentemente podría competir fuera de Colombia para hacer crecer su valor, dada la dominancia que tiene en su mercado”.

A nivel regional son solo cuatro los bancos en el top 100, todos brasileros: Itaú (35), Bradesco (49), Banco do Brasil (53) y Caixa (92), quien les sigue es el banco mexicano Banorte ocupando la casilla 139. Este análisis resulta del cruce entre el índice de fortaleza de marca, inversión en capital de marca, niveles de confianza e ingresos.

Leer más aquí

Fuente: La República