Drummond mantiene programas de alfabetización y pedagogía en el Cesar, durante el aislamiento obligatorio



Drummond realiza programas de educación durante la emergencia que afronta el mundo por el contagio del COVID-19. 

 Bogota, mayo 2020 -. La educación sigue demostrando que es una herramienta fundamental de movilidad social, incluso en la emergencia que afronta el mundo por el contagio del COVID-19. Es así como, gracias a la implementación de la tecnología, los programas “Alfabetízate” y “Palabrario y Numerario” de Drummond Ltd. siguen apoyando a los habitantes del Cesar, quienes desde sus hogares continúan recibiendo la capacitación que les ayudará a tener un mejor futuro.

 

Durante la emergencia sanitaria, la tecnología ha permitido que “Palabrario y Numerario”, que se desarrolla en alianza con United Way Colombia y la Corporación Minuto de Dios, no se detenga. Con esta iniciativa se han beneficiado más de siete instituciones educativas, 215 docentes y 5.609 estudiantes de cuatro municipios de Cesar.


“Hemos fortalecido la comunicación con docentes y rectores vía WhatsApp, llamadas y videoconferencias, con cápsulas informativas que les recuerde o fortalezca lo que se trabajó en el primer encuentro presencial. Además, hemos compartido actividades de lenguaje y matemáticas con los docentes y que ellos, a su vez, transmiten a los estudiantes y sus familias”, agrega Juan Pablo Arteaga, vicepresidente de Sostenibilidad de Drummond Ltd.

 

En el caso de “Alfabetízate: movimiento en el aula”, el programa que beneficia a 500 personas por año, en alianza con Comfacesar en este segundo año, desde agosto del año pasado ha beneficiado a personas en 16 comunidades del Cesar.  El porcentaje de participación solo se ha reducido un 30% desde que empezó la pandemia. Esto, gracias a la implementación de estrategias con mediación tecnológica, a través de aplicaciones de mensajería instantánea (WhatsApp) y plataformas como Duo Google y Zoom.

 

“Hemos realizado un fortalecimiento y ajustes pedagógicos a través de medios y recursos tecnológicos como llamadas, video llamadas, videos cortos y mensajes de texto, puesto que gran parte de los participantes cuentan con herramientas que lo permiten. Para los que no tienen estas herramientas, se envían las actividades a través de sus familiares y compañeros, que les hacen llegar la información por los medios disponibles en estas comunidades. Esto ha permitido un avance significativo y asimilación del aprendizaje de las competencias básicas”, afirma Wilber Mejía, coordinador del Proyecto Educativo Iletrados de Comfacesar.

 

Para el Presidente de Drummond, que estos proyectos se mantengan activos pese a las limitaciones que impone el aislamiento obligatorio preventivo es un gran mensaje sobre cómo la minería de carbón apoya de forma concreta a las comunidades del Cesar. Así mismo, indica que con los programas “Alfabetízate” y “Palabrario y Numerario” se aporta al cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 4, que propende por una educación de calidad, produciendo resultados de aprendizaje pertinentes y efectivos.

 

“Estos programas seguirán siendo posibles en la medida que los proyectos mineros lo sean.  Por eso la reactivación de esta actividad económica, bajo todos los protocolos de bioseguridad, es una buena noticia para la región. Las regalías se traducen en beneficios reales y, en el caso de nuestra compañía, ha permitido la construcción, dotación y el mejoramiento de la infraestructura de más de 600 aulas y más de 30 comedores escolares de Cesar y Magdalena”, concluye.