El Barómetro de Resiliencia en América Latina: Una radiografía del sector empresarial durante el COVID-19




El Barómetro de Resiliencia 2021 realizado por FTI Consulting en América Latina a los más importantes líderes empresariales de Colombia, Brasil, Chile, Argentina y México buscó entender cuáles son esos retos y oportunidades a los que se están enfrentando los empresarios de la región después del 2020 año que marcó un antes y un después en la historia reciente de la humanidad.

Bogotá DC, diciembre 20, 2021. El estudio arrojó unos resultados que son consistentes con los que se están presentando en otras partes del mundo, si bien en diferente escala, la realidad es que el COVID-19 llegó y nos cambió para siempre. Los resultados muestran como los empresarios en la región aprovecharon la pandemia para apostarle fuertemente a los temas ambientales, sociales y de gobierno corporativo, pero también encuentran algunos retos en temas de corrupción y ciberataques, así como en el aumento de la deuda pública y la sobrerregulación y el impacto que está teniendo en los modelos de negocio de la región.

  • Una apuesta más sostenible: El 89% de las empresas en América Latina, reconocieron que la pandemia por SARS COVID-19 aumentó la preocupación por el daño ambiental y la desigualdad social, al tiempo que se exige un mejor comportamiento por parte de las empresas en su gobierno corporativo por parte de los grupos de interés; así lo confirman 1 de cada 3 empresarios. También la inversión en sostenibilidad se ha incrementado de manera exponencial desde que estalló el COVID-19. Este es un esfuerzo que también ha sido acompañado por inversiones para transformar su cultura corporativa e incorporar criterios de sostenibilidad en sus criterios de decisión.
  • La corrupción: una amenaza real para el continente: El estudio encontró que el aumento de la corrupción es una de las principales preocupaciones de los líderes empresariales en el continente. Así lo confirman el 91% de los empresarios encuestados en el Barómetro de Resiliencia de FTI. Para mitigar este riesgo las empresas han aumentado la inversión y han incrementado las investigaciones, las cuales están relacionadas en su mayoría con el cumplimiento normativo. La pandemia por COVID-19 dejó al descubierto una serie de fallas de gobierno en todos los sectores y eso ha llevado a que se incrementen las exigencias en hacer cambios profundos en todos los sistemas: políticos, económicos y sociales.

De igual manera se han incrementado los ciberataques, y por tanto este tema también ha tomado más relevancia a nivel de Juntas Directivas. Para el año en curso, los empresarios encuestados afirmaron que esperan un incremento del 73% en este tipo de ataques. Al respecto, Jorge Del Castillo Managing Director para FTI Consulting Colombia dijo: “La revolución Fintech, la llegada de nuevos actores disruptivos y la fragmentación de las cadenas de proveedores de servicios se han combinado para aumentar exponencialmente los riesgos cibernéticos, el fraude y los delitos financieros. El nuevo ecosistema financiero está en permanente proceso de evolución y convivencia. Además de los riesgos operativos inherentes a su actividad, las empresas deben ahora tener en cuenta las variables tecnológicas para actualizar las matrices de riesgo y mejorar los protocolos de prevención y respuesta.”

  • La atención del COVID 19 es motivo de preocupación para los empresarios Latinoamericanos por el incremento de la deuda pública: La estabilidad empresarial y la disrupción en los modelos de negocio ha tomado más fuerza con la vacunación contra el COVID-19. Si bien es cierto que más del 50% de los líderes empresariales de la región afirman que sus empresas son sostenibles y que incluso están creciendo económicamente, la capacidad de los gobiernos para vacunar a la población es una preocupación generalizada. 3 de cada 5 líderes consideraron que sus empresas podrían dejar de funcionar en los próximos 12 meses. Al problema de la vacunación se suma el de las nuevas variantes que han resultado retadoras sobre todo en este último mes. Esto ha llevado a que la deuda pública de los países se incremente, generando preocupación en el 60% de los líderes de la región.
  • La sobrerregulación como amenaza a los modelos de negocio actuales: La pandemia generó una preocupación generalizada sobre los riesgos regulatorios en los cinco países encuestados. De hecho, para la mayoría de los líderes empresariales estos riesgos son ya una realidad: el 73% de los empresarios a los que les preguntamos confirmaron que la regulación les está creando una afectación actualmente en su modelo de negocio o que incluso, esa afectación ya les había ocurrido en los últimos 12 meses. “Para abordar eficazmente este tipo de cuestiones normativas, las empresas deben estar dispuestas a actuar con rapidez, tener una opinión constructiva y estar preparadas para entablar un diálogo con los reguladores” dijo Ana Heeren Senior Managing Director de FTI Consulting para América Latina.

Los líderes empresariales están actuando y al tiempo están reclamando mayor apoyo del Estado para sobrevivir a la pandemia por COVID-19. Este es definitivamente uno de los momentos más críticos que como humanidad hemos vivido en los últimos años y se necesita de un trabajo articulado para que la voluntad que tienen las empresas en la región en potenciar la sostenibilidad y frenar la corrupción y los ciberataques sea consistente con la voluntad que tengan los gobiernos en responder adecuadamente a los retos que nos sigue imponiendo el COVID-19, la deuda pública y los temas regulatorios. Es hora de remar para el mismo lado, pero, sobre todo, al mismo ritmo para que entre todos podamos superar esta pandemia y lo podamos hacer de manera satisfactoria.

En FTI Consulting estamos convencidos que esto se puede lograr con un trabajo articulado entre las partes, pero sobre todo en ayudar a las empresas a gestionar los cambios y mitigar los riesgos impuestos por el COVID-19, al tiempo que se posicionan fuertemente en sus mercados de operación.

Acceda al Barometro, aquí