El problema sobre la legalización de los migrantes venezolanos con el decreto 216 de 2021 y los contratos laborales en Colombia


legalizacion migrantes

El país quedó sorprendido, cuando a principios de febrero de 2021, el presidente de la República, Iván Duque, anunció la modalidad hoy en transcurso, denominada como Permiso por Protección Temporal o también conocido como PPT.

Bogotá 19 de octubre 2021-. Siendo lo más impactante del asunto, el hecho de que, quienes fuesen beneficiarios de este nuevo permiso, tendrían la posibilidad de permanecer en el territorio colombiano de forma legal por un término de 10 años, lo cual en efecto, llamó la atención de toda la comunidad, desde aquellos que vieron esto como una nueva oportunidad para comenzar de nuevo, como otros que vieron esta decisión por parte del Gobierno colombiano como un graso error.

Lo anteriormente mencionado, se materializó el primero de marzo con el Decreto 216 de 2021, el cual, dispuso la posibilidad a personas migrantes, tanto regulares como irregulares, de poder acceder a este beneficio por un periodo de 10 años, únicamente disponiendo de la tenencia su documento de identificación, sin importar si estuviese en curso o vencido. Para ello, el gobierno colombiano instauró el RUMV o Registro Único de Migrantes Venezolanos, con el fin de crear esta base de datos, como mecanismo para la obtención de este beneficio. Beneficio que permitiría al ciudadano venezolano poder acceder a un PPT, el cual da como beneficio, el derecho a estar en legalidad dentro del país, así como también poder celebrar contratos de trabajo sin la necesidad de una Visa para tal propósito.

Por el momento, todo apuntaba a que sería un procedimiento expedito para la legalización de esta comunidad, sobretodo por el hecho de lo sencilla que resulta ser la plataforma en cuanto a la información y documentos que solicita. Sin embargo, el número de ciudadanos venezolanos solicitando este beneficio es tal que, una vez se llegue a la etapa dispuesta para la asignación de citas para la toma de datos biométricos, estos apuntan a fechas tan distantes como por ejemplo, finales del primer trimestre de 2022. Lo anterior, crea una nueva problemática, ¿Ahora qué podrán hacer estos ciudadanos mientras esperan sus citas y posteriores expediciones del PPT?

Acceda al artículo aquí