Floricultores habrían logrado récord en sus ventas al exterior



Las exportaciones del 2017 podrían alcanzar US$1.400 millones, en un sector que llega a más de 90 países. Este año, en San Valentín esperan comercializar 32.000 toneladas.

Las expectativas del gremio de los floricultores, Asocolflores, en cuanto a exportaciones del 2017 son altas, debido a que espera alcanzar los US$1.400 millones, cifra inédita en la historia de las ventas externas del sector. Esta industria había asegurado su récord en el 2014, cuando se registraron US$1.370 millones.

Según el Dane, entre enero y noviembre se registraron US$1.308 millones, por lo que es muy probable que se llegue a esa meta. Esto significaría que las flores pesen el 3,8% del total de las exportaciones del país. 
 
Augusto Solano, presidente de Asocolflores, manifiesta que para San Valentín esperan vender al extranjero unas 32.000 toneladas. 

¿Qué expectativas tienen del balance de ingresos por exportaciones del 2017?

Hasta ahora, solo hay cifras a noviembre y tenemos cerca de US$1.306 millones, que representan un incremento del 7,5% frente al mismo periodo del 2016. Tengo la expectativa de que el sector va a superar los US$1.400 millones en el 2017, que sería la primera vez que sobrepasamos ese techo, pero falta ver qué pasa, porque los temas del clima en el año no fueron muy buenos. No estuvo tanto de nuestro lado y nos afectó un poco, pero aun así yo creo que podemos alcanzar esos US$1.400 millones. Las mayores exportaciones se dieron en el 2014, cuando fueron cerca de US$1.370 millones.


¿Cómo se explica este crecimiento?

Lo interesante de las cifras a noviembre es que hemos tenido una caída en el Reino Unido, pero en otros países tenemos un incremento promedio del 13%. Esto quiere decir que esos nuevos mercados están siendo dinámicos. Hablamos de China, Japón –que no es nuevo, pero se está recuperando– y Corea del Sur, entre otros. 

Es un crecimiento lento, pero fruto del trabajo continuo y del hecho que nuestro principal mercado, que es Estados Unidos, ha tenido una economía fuerte. Nosotros dependemos mucho de ese país, porque más del 75% de las flores van allá y las variables económicas, los ingresos per cápita y los datos de consumo pueden afectarnos.

¿De cuánto fue el alza en toneladas?

A noviembre, van unas 228.000 toneladas, con un alza de 5% frente al 2016. Tomando en cuenta el crecimiento en valor, hay que decir que estamos vendiendo productos con un mayor valor agregado. Muy probablemente son los bouquets (ramos) que exportamos a Estados Unidos. 

¿Qué tipos de flores colombianas son las preferidas en el mundo?

La fortaleza del país es que tiene un portafolio muy grande de flores, pero lo que predomina es la rosa, el clavel, los crisantemos, las astromelias y las hortensias, que son las que hacen el principal volumen. Tenemos la ventaja que tenemos muchos tipos de flores y permite hacer bouquets muy variados, con diferentes precios. Somos un sector intensivo en mano de obra, pero ante todo formal. Calculamos que el sector genera directa e indirectamente 140.000 puestos.

¿Cuáles son las principales zonas de producción en el país, con fines de exportación?

La Sabana de Bogotá participa con un 70% del área en flores y un 27% está en el oriente antioqueño (alrededor del aeropuerto de Rionegro), y el resto es del Eje Cafetero, el norte del Valle del Cauca, básicamente. 

¿Qué pronósticos tiene para este año?

Estos son mercados que ya están maduros y tenemos una presencia muy grande en Estados Unidos, donde hay una competencia dura por parte de Kenia y Etiopía, con mano de obra muy barata. De manera que, si nosotros podemos crecer un 5% o más, es algo bastante satisfactorio, porque tenemos una buena participación de mercado en EE. UU.

¿Van a llegar a nuevos mercados?

El tema es que ya estamos en aproximadamente 90 países, pero los mercados a los que más les estamos trabajando son China y Corea del Sur, que son relativamente nuevos en este momento. Debemos mirar algo de la zona de la antigua Yugoslavia. 

¿Qué metas tienen para este San Valentín?

Las cifras varían mucho de empresa a empresa, pero puede ser alrededor de 12% a 15% de las exportaciones del año y sigue siendo una fecha muy importante. Este año cae un miércoles, un día entre semana que es muy bueno para nosotros, porque el fin de semana es malo, ya que las flores se mandan mucho a las oficinas. 

¿Hay alguna otra fecha que sea así de importante para la exportación?

El día de la madre, sin duda. Incluso, hay que señalar que entre San Valentín y el día de la madre se llevan hasta un 28% del total.

Fuente: Portafolio