Interpretación simultánea remota: herramienta esencial para la comunicación multilingüe



En la era digital la interpretación simultánea remota se ha logrado adaptar con éxito a las exigencias del mercado. Sin embargo, en el contexto del COVID-19, se ha convertido en una herramienta verdaderamente esencial para la comunicación. 

Bogotá, julio 2020-. Por ello es necesario resaltar su importancia en este panorama extraordinario. 

  • Los eventos empresariales se pueden llevar a cabo, sea que se trate de reuniones uno a uno o eventos de hasta 10.000 asistentes.
  • Contribuye al fortalecimiento de las relaciones entre organismos internacionales, cobrando así relevancia en un contexto político.
  • En el área de la salud, se posiciona como una herramienta práctica para realizar consultas médicas a distancia cuando el paciente habla un idioma distinto al del doctor.

 

Además, la interpretación simultánea remota resuelve varios problemas propios de la presencialidad. Por ejemplo:

  • Se puede adaptar fácilmente a los cambios de agenda de los clientes
  • Reducción en gastos como tiquetes, hospedaje y equipo audiovisual
  • Facilidad para organizar conferencias desde cualquier lugar del mundo
  • Capacidad para múltiples usuarios
  • Mayor oferta de idiomas a interpretar gracias al alcance global

  

Sin embargo, tal como una reunión presencial y a diferencia de una videollamada regular, para lograr un evento con interpretación simultánea remota exitosa es crucial contar con una excelente organización y el conocimiento de las herramientas disponibles para realizar videoconferencias.

 

A continuación, se exponen algunas de las condiciones que se deben establecer previamente al evento:

 

  • Logística. Implica saber y definir cuántos panelistas y asistentes habrá; cuánto durará la sesión; a cuántos idiomas se deberá interpretar; si se realizará sesión de preguntas y respuestas y cómo, ¿usando el chat o habilitando micrófonos?; ¿será necesario crear salas con grupos durante el evento?; quién enviará invitaciones por correo, entre otros detalles.

 

  • Asignación de roles. Es necesario generar una jerarquía durante la transmisión. Definir número de anfitriones y coanfitriones, moderador, soporte técnico, camarógrafo, intérpretes (se recomienda brindarle un documento guía como hoja de ruta durante la videoconferencia) y otros según la dinámica del evento. 

 

  • Recursos técnicos. Asegurar que la imagen, el sonido y la conexión se mantengan constantes durante el evento mediante el uso de micrófonos adecuados y cumplimiento de parámetros de audio y calidad visual.

 

  • Seguridad: Con el fin de proteger los datos y la privacidad en las reuniones, se deben conocer y aplicar todas las prácticas de seguridad que evitan la participación de usuarios no autorizados, restringen la publicación de contenido y grabación de audio que se comparta sin permiso, y controlan la capacidad de interacción de los usuarios para evitar cambio de nombre y difusión de contenido inapropiado. Una buena práctica es definir el modo de ingreso a la reunión (contraseña, inscripción previa o autenticación por dominio).

 

Las circunstancias actuales dejan claro que el mundo cada vez más está virando en dirección a la virtualidad. Y la interpretación simultánea no puede ser ajena a esta tendencia que pronto se puede convertir en una norma. Por ello, ahora más que nunca es necesario que las empresas se adapten a los nuevos mecanismos de comunicación virtual.

 

Si tiene un evento o reunión virtual y requiere de interpretación simultánea, contáctese con [email protected] para recibir orientación o solicite un demo gratis aquí