AmCham Colombia, Cámara de Comercio Colombo Americana

La nueva área de tributario del bufete Araújo Ibarra inició hoy



Héctor Falla, director del departamento, habla de cómo la reforma de Trump afectará elecciones.

Hoy comienza actividades el área de derecho tributario en el bufete Araújo Ibarra & Asociados, una de las primeras noticias que llega al mundo de los abogados en 2018. Héctor Falla, maestro en Derecho Tributario Internacional del International Tax Center de la Universidad de Leiden, y quien se encargará de la dirección de la nueva práctica, habla de los retos de la creación de una nueva área en un bufete, y cómo la última reforma fiscal influenciará en las elecciones presidenciales.

¿Por qué decidió Araújo Ibarra abrir un área tributaria en el bufete?
Precisamente, por los servicios legales y de consultoría que presta a sus clientes la firma se ha visto en la necesidad de fortalecer más el portafolio de servicios, lo que implicó sumar servicios legales en materia de impuestos, pero también extender el portafolio en favor de sus clientes actuales.

¿Cómo se conformará el equipo de la nueva práctica?
Vamos a tener a disposición cuatro abogados con presencia en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla. El propósito es fortalecer a nuestros 350 clientes, pero con vista a extender nuestras asesorías no solo a empresas, sino también a personas naturales interesadas en organizaciones empresariales o patrimoniales.

¿Cuáles serán entonces lo retos del área en 2018?
Va a ser un año interesante donde cada candidato propondrá su propia reforma tributaria, desde un contexto donde Estados Unidos ya aprobó la reforma de Trump, que redujo la tasa corporativa de impuestos a las sociedades de 35% a 21%. Todas las propuestas que lancen los candidatos en materia fiscal deberían tener en cuenta lo que está haciendo Estados Unidos para hacer a Colombia un país atractivo para los inversionistas.

¿Desde su perspectiva como asesor legal experto en tributación, qué puntos sugeriría a los candidatos tomar en cuenta?
El primero, pienso, sería la reducción de la tarifa del impuesto de renta para las empresas. Tener una tarifa en 2017 de 34% más una sobretasa de 4% para aquellos quienes tienen tasa gravable igual o superior a $800 millones hacen que el país tenga una tasa impositiva muy alta que no hace atractiva la región. Si bien en 2018 la tarifa corporativa va a quedar a 33%, valdría la pena, por lo menos, mantener esta tarifa y no que se proponga una reforma tendiente a subirla o a crear una nueva sobretasa. Otro punto es revisar los beneficios tributarios en Colombia que le permita al país volverse una jurisdicción atractiva para inversionistas extranjeros. Por último, no crear un nuevo impuesto a la riqueza que afecte el interés de invertir o mantener las inversiones de las empresas extranjeras en Colombia.

¿Cuáles fueron las novedades que puso la última Reforma Tributaria para la práctica?
La última Reforma Tributaria a probada mediante la ley 1819 de 2016 tuvo efectos inmediatos en 2017, y por supuesto esos efectos van a continuar en 2018. En el área lo que hizo fue que los inversionistas colombianos consultaran mucho a sus asesores tributarios en cuanto al impacto fiscal de los nuevos regímenes. Por otro lado, las empresas siguen consultando acerca del impuesto de normalización tributaria, que, si bien la administración ha dicho que esa amnistía tributaria solamente tuvo vigencia hasta 2017, lo cierto es que los clientes van a seguir preguntando por la normalización, si seguirá aplicando en este y los años siguientes, un aspecto que aún no es claro.

¿Qué consejos daría a un abogado recién graduado que quiera hacer parte de la práctica tributaria?
El derecho tributario en el país está creciendo y en constante desarrollo, y recibe mucha influencia en cuanto estándares y normas internacionales. Colombia en su interés de ser miembro de la Ocde quiere aplicar las políticas impulsadas por este organismo internacional, y esto ha hecho que el país incorpore estándares extranjeros en materia fiscal, por lo que es un área muy dinámica que hace que los abogados se vean constantemente en la necesidad de aprender nuevas cosas, actualizándose y que a través de instituciones académicas sigan discutiendo la aplicación de los asesores tributarios en la aplicación de las normas. Por supuesto, es pequeña en el país, pero cada vez toman más importancia porque las normas fiscales afectan la decisión si llevar a cabo o no un proyecto en Colombia.

Fuente: Asuntos legales – La República