La salud: una prioridad para los consumidores de Latinoamérica



Brasil, México, Colombia y Argentina se encuentran en el top 25 de países en el mundo con más problemas de sobrepeso.

Las crecientes preocupaciones sobre la obesidad y sobrepeso en América Latina; los problemas de salud provocados a partir de este padecimiento y el gasto que estas enfermedades generan a los Estados, obligan a consumidores, fabricantes y gobiernos, a tomar acciones inmediatas para contrarrestar el problema.

Hoy existen más de 250 millones de adultos latinoamericanos con sobrepeso, Brasil (54%), México (64%), Colombia (57%) y Argentina (62%) están presentes en el top 25 de países del mundo con este problema, con altas tasas de crecimiento en los últimos años y preocupantes niveles de enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad infantil.

Los trabajos sedentarios de oficina, las largas distancias a recorrer en zonas cada vez más urbanizadas y la creciente incorporación de las mujeres a la fuerza laboral, tienen como consecuencia que la población tiene menos tiempo para realizar actividad física y actividades domésticas, lo que implica menos tiempo para preparar comidas en casa con alimentos frescos y saludables. Esta situación ha llevado a utilizar con mayor frecuencia los alimentos procesados, que tienen más probabilidades de ser altos en grasa, azúcar o sal.

La investigación muestra que los consumidores latinoamericanos están cada vez más preocupados por los problemas de salud y buscan alimentos locales, frescos y orgánicos  (84% de los colombianos consultados lo hace).Los consumidores exigen que sus alimentos cuenten con un etiquetado más claro de sus ingredientes e información nutricional para ayudarles a tomar decisiones más saludables, de ahí que el 90% de los consumidores aseguren estar dispuestos a pagar más por productos que promuevan beneficios para la salud.

En este sentido, el gobierno juega un rol muy importante en la lucha contra los altos niveles de obesidad y sobrepeso. En 2016 la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió un comunicado que invitó a los gobiernos del mundo a tomar acciones para enfrentar este reto global, con recomendaciones como la implementación de impuestos a productos de alto contenido calórico y la aplicación de sistemas de etiquetado de manera que los productos estén estandarizados y sean fáciles de entender para cualquier consumidor.

Por todo ello, las compañías deben estar preparadas para satisfacer las necesidades cambiantes del consumidor latino y permanecer alerta de las tendencias que se conectarán para empoderarlos; puesto que la salud, tecnología, sostenibilidad y conveniencia, hoy más que nunca están en el radar de los consumidores.