Los principales retos de las empresas familiares en Colombia: emprendimiento, innovación y gobernanza




El estudio Global Family Business Report de KPMG, destaca que en Colombia el 55% de las empresas familiares son prestadoras de servicios, el 26% son de manufactura, el 12% son de agricultura y el 7% son construcción. Además, el 72% de los presidentes son hombres y el 28% son mujeres.

Bogotá, 3 de junio de 2022. Generación tras generación, los negocios familiares han venido forjando nuevas capacidades para crear valor y mantener una ventaja competitiva sostenible en el mercado. Según el estudio Global Family Business Report de KPMG, en Colombia, el 49% de empresas familiares son pequeñas (< 50 empleados), el32% son medianas (50 – 250 empleados) y el 19% son grandes (> 250 empleados). Entre éstas, el 62% tienen una sola generación familiar activa dentro de la empresa, mientras que el 38% reconoce tener más de una generación activa, comparado con los resultados globales, los cuales arrojaron que el 40% tiene la primera generación familiar y 40% más de una generación en la compañía. Es importante destacar que este estudio reúne las opiniones de 2.439 directores generales y otros líderes de las principales empresas familiares de 70 países.

Además, según el estudio Colombia Tech Report 2021 (también hecho por KPMG), 1.110 emprendimientos configuraron el ecosistema digital de startups en el país después de la pandemia. Ahora bien, dentro del Global Family Business Report, se destaca que en Colombia el 55% de las empresas son prestadoras de servicios, el 26% son de manufactura, el 12% son de agricultura y el 7% son construcción. Además, el 72% de los presidentes son hombres y el 28% son mujeres.

Es importante resaltar que el apego emocional a la propia organización y la capacidad de las nuevas generaciones para asumir riesgos y experimentar la vida fuera de la empresa familiar, son elementos críticos para el éxito empresarial a futuro. Uno de los principales hallazgos en el estudio es que los sucesores de la siguiente generación emprenden otros caminos profesionales antes de volver a la empresa familiar, a menudo utilizando pequeñas cantidades de capital familiar para ayudarles a aprender y asumir riesgos; esto les permite tener experiencia para volver a la empresa familiar y tomar las riendas de la organización, entendiendo y afrontando los nuevos retos que vienen con el puesto de la gerencia.

Con relación al liderazgo de las empresas familiares, una conclusión del estudio es que un liderazgo motivador puede ser recompensado en última instancia con un buen progreso financiero, social y medioambiental, al tiempo que ayuda a construir y fomentar la lealtad familiar y la identificación con la empresa.

Sabiendo que las startups en el país componen gran parte del ecosistema digital, es necesario destacar el nivel de emprendimiento que las empresas familiares perciben en sus negocios: en el estudio se evidencia que el 42% de las empresas considera que es alto, el 43% dijo que era medio y el 15% bajo. Al mismo tiempo, 11% confirmó que el nivel de innovación en su empresa era alto, el 45% medio y el 44% bajo. Si se toman estos datos como punto de referencia, se pueden comparar con los resultados globales, los cuales mostraron que el 25% de empresas familiares reportaron que este nivel de emprendimiento era alto, haciendo énfasis en América, Medio Oriente y África.

Al respecto Martín Escobar, Líder de Private Enterprise de KPMG Colombia afirma que:

“Estos resultados estimulan los ánimos de emprender e innovar dentro de las sociedades de familia. La innovación es tarea de sus directivos, quienes deben esforzarse por transmitir su conocimiento y creatividad a todos sus colaboradores para tener resultados exitosos en términos comerciales, medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés). No podemos olvidar que el crecimiento sustentable es esencial para la sostenibilidad a largo plazo de las empresas familiares. Por eso, desde KPMG Private Enterprise, apoyamos a las sociedades de familia en temas relacionados con creación de valor, estrategia y plan de negocio, estructura empresarial, operaciones y finanzas, talento humano, fusiones y adquisiciones, sucesión familiar, gobernanza familiar, tecnologías de la información, entre otros”.

Además, vemos que la generación dominante en cuanto a CEO´s de empresas familiares a nivel global continúa siendo la “generación X”, con un 44%. Sin embargo, es importante mencionar que un 18% de los CEO’s pertenecen a la generación de los “millenials”. Estos últimos con una visión un poco más holística y orientada a la innovación constante.

También se observó un compromiso con la innovación continua y una fuerte vinculación emocional entre los mejores resultados. Además, el estilo de liderazgo transformacional -en el que los líderes cambian los valores, las creencias y las actitudes básicas en un esfuerzo por motivar a sus “seguidores” para que hagan más y rindan más de lo esperado- fue la preferencia general de los directores generales de empresas familiares en todas las regiones, seguido del estilo de liderazgo carismático.

En conclusión, las empresas familiares con un alto nivel de orientación empresarial, diversidad y un estilo de liderazgo carismático mostraron un mayor rendimiento financiero y no financiero (capital social, conexión emocional, etc.) que las demás.

Para conocer más del estudio haga clic aquí.