Pfizer lidera las empresas con estrategias de equidad de género en Colombia



Solo 36,16% de los cargos de CEO o presidente en las compañías son ocupados por mujeres.

La brecha salarial persiste entre hombres y mujeres, sobre todo en los cargos directivos. Por ejemplo, las juntas directivas del sector privado se componen en un 64,63% por hombres y en un 35,37% por mujeres, según lo reveló la evaluación para el III Ranking en Equidad de Género en las Organizaciones, en la que participaron 164 empresas colombianas.

Lo que se ha denominado el ‘techo de cristal’ sigue siendo un obstáculo para las colombianas. En el nivel de CEO o de presidencia, solo 36,16% es ocupado por mujeres. La disparidad se reduce en los niveles de menor cualificación.
Pero hay empresas que hacen esfuerzos para reducir esta diferencia de género y así lo reveló un sondeo realizado por la consultora Aequales, el Colegio de Estudios Superiores de Administración (Cesa), y la Secretaría Distrital de la Mujer; para lo cual se consultó a 110 empresas del sector privado y a otras 54 del público.

En dicha investigación se reveló el ranking de las compañías líderes en esta tarea. Algunas de ellas son: Pfizer, a la cabeza, y le sigue la Fundación Plan; luego Sanofi, en la tercera posición; y el top 5 lo completan Johnson & Johnson y Procter & Gamble (P&G), en cuarto y quinto lugar, respectivamente.
El resto del ranking de las empresas lo completan en su orden, Citibank, 3M Colombia S.A., SAP, Equion y Condensa-Emgesa.

Un dato interesante de esta investigación es que las empresas con equidad de género en cargos directivos tienen un retorno de inversión de 26%, frente a las que no tienen políticas claras en esta materia.

El informe también señaló que las mujeres devengan entre 13% y 20% menos que los hombres. El mercado laboral ratifica estas diferencias. Las cifras del Dane para el trimestre de junio a agosto de 2017, muestran que la tasa de ocupación es más alta en hombres (69,6%) que en mujeres (48%).

Así mismo, la tasa de desempleo es liderada por las mujeres con 12,1% frente a 6,9% en los hombres. Esta tendencia se repite en los mismos períodos, según los históricos desde 2011.

Las empresas comprometidas

El 39,32% de las empresas participantes en el sondeo cuenta con objetivos que fomentan la equidad de género, mientras que un porcentaje aún menor (32,48%) tiene una política de diversidad y 39,32% de las empresas ha invertido en acciones de equidad de género.

En el caso de Johnson & Johnson, que para el ranking del año pasado ocupó el primer lugar, las políticas de género hacen parte de la cultura corporativa de la organización.

“Tener un alto porcentaje de mujeres en los cargos directivos nos ha dado la ventaja de gozar de una diversidad de estilo de liderazgo, comunicación y conocimiento. Lo que nos ha llevado a generar estrategias y soluciones integrales e inclusivas en todos los procesos de la organización”, afirmó su vicepresidente de Recursos Humanos para América Latina, María Elisa Martínez.

P&G reveló que a nivel global, 45% de los directivos de los miembros de su junta directiva son mujeres, mientras que en Colombia, el 70% de los cargos directivos son ocupados por mujeres.

“Las organizaciones deben crear ideas para revelar prejuicios de género y tomar acciones para provocar conversaciones que motiven al cambio (…), los esfuerzos en materia de equidad de género siguen estando más vigentes que nunca”, sostuvo la gerente Asuntos Corporativos de P&G Colombia,  Mónica Fernández de Soto.

En el listado del sector público destacaron algunas dependencias del Distrito. En el primer lugar del ranking se ubica está la Secretaría de Movilidad de Bogotá, le sigue el Instituto Distrital de Protección a la Niñez (Idipron); en la tercera posición está la Personería de Bogotá, y las Secretarías Distritales de Hacienda e Integración Social, en cuarto y quinto puesto.

Esto revela que la reducción de la brecha en las oportunidades entre hombres y mujeres se ha vuelto la bandera de gobiernos y organismos multilaterales; y además, que el compromiso ha dejado de ser un asunto estrictamente gubernamental y se ha trasladado a todas las esferas de las sociedades; entre ellas, el sector empresarial.

Fuente: La República