Plantas de Schneider Electric en Colombia alcanzan estándar Zero CO2




Un criterio definido por la organización y en el que se evalúan criterios como la implementación de sistemas de generación no convencionales en la operación y la implementación de sistemas digitales para la eficiencia energética. 

Colombia, diciembre de 2021 – Schneider Electric, líder mundial en transformación digital de la gestión y automatización de la energía, y quien durante este año fue nombrada la empresa más sostenible del mundo por Corporate Knights, continúa desarrollando e implementando iniciativas para reducir su huella ambiental en los territorios en los que hace presencia. 

Hoy la organización da a conocer que sus plantas Dexson ubicada en la ciudad de Bogotá y la del municipio de Funza lograron alcanzar el estándar Zero CO2, convirtiéndose en la segunda y tercera planta en haber recibido esta certificación en Sur América. Un gran hito para Schneider Electric en Colombia y en la región, si se tiene en cuenta que es un factor que les permite reducir considerablemente las emisiones de carbono en toda la cadena de valor.  

Una iniciativa que responde a los 4 compromisos locales en los que la compañía se está enfocando en los próximos 5 años en Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia y Venezuela. Estos son: mejora de la seguridad eléctrica en el hogar, sensibilización y educación sobre seguridad eléctrica en comunidades urbanas desfavorecidas, la reducción de la huella de carbono de los colaboradores de Schneider Electric y entrenamiento vocacional a estudiantes en el campo de la energía. Esto último está muy en línea con el propósito en convertirse en una organización carbono neutral para el año 2025. 

Este es el aporte del Clúster Andino para responder a las políticas corporativas de sostenibilidad de la organización, las cuales han sido alineadas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Estas han sido incluidas en el Schneider Sustainability Impact (SSI) 2021- 2025, un documento en el que se han fijado unos compromisos para el manejo responsable y sostenible de la operación y de la cadena de suministro.

¿Cuál fue el proceso de adaptación hacia un modelo Net Zero de las plantas? 

La planta de Dexson, especializada en la fabricación de canaletas y accesorios para instalaciones eléctricas para sectores residencial y de edificios, y la de Funza en donde se desarrollan soluciones para la media y baja tensión, se consolidan como unos puntos estratégicos para Schneider Electric en la región. En línea con el ADN corporativo de la organización, se decidió avanzar en un proceso de certificación Zero CO2, que garantiza que sus procesos productivos cuentan con características para mitigar los efectos del cambio climático. 

Más aún cuando se había podido establecer que la planta de Dexson era una de las plantas de producción que más energía consume en la región, por lo que era necesario establecer un plan de acción para alcanzar unos indicadores positivos de eficiencia energética, los cuales además permiten generar ahorros relacionados con la operación. 

Frente a este propósito la operación de las plantas fue objeto de un proceso de evaluación con el que se pudo comprobar que el suministro de energía proviene de fuentes renovables. La otra variable que se tuvo en cuenta para esto es, que las plantas contaban con sistemas digitales que permiten hacer un control de consumo y suministro de energía eficiente y confiable.

“En el proceso de evaluación y consolidación de la información se pudo demostrar que nuestras plantas ya contaban con sistemas como Power Monitoring Expert el cual ha sido desarrollado por nuestra organización. Se trata de un completo sistema de gestión reconocido internacionalmente, el cual a través del análisis de la información genera en forma automática reportes de los indicadores de calidad de la distribución energética. Esto garantiza que el 100% de la distribución de la energía eléctrica de las plantas están siendo controladas por soluciones digitales” afirma Ricardo Moura, gerente de la planta Dexson. 

Dicho proceso de validación ya ha sido definido previamente en el Reporte de Sostenibilidad de la organización, el cual incluye la hoja de ruta de la organización en materia de sustentabilidad. Allí, se han establecido una serie de criterios y objetivos con los cuales la organización debe direccionar su operación y esfuerzos para reducir su huella ambiental y la de su cadena de suministro en los próximos años. Los avances e iniciativas adelantadas son auditadas periódicamente por la consultora Ernst & Young. 

“La certificación Zero CO2 es un gran hito para nuestra fábrica y para nuestra organización. Ratifica el esfuerzo que hemos realizado por convertirnos en un centro de producción con altos indicadores de eficiencia energética, el cual responde a una dinámica de negocios cada vez más exigente en términos de sostenibilidad” afirma Fabio Cortes, coordinador de HSE y mantenimiento de la planta Funza de Schneider Electric.

El año pasado la planta de Cajamar en Brasil había sido incluida dentro del listado de organizaciones en el mundo que ya contaban con el sello Zero CO2. Para el año 2025, Schneider Electric espera aumentar el número de centros de producción certificados a 150 filiales productivas.