¿Qué debe tener en cuenta si es paciente de hemofilia en tiempos de Covid-19?




Según el último reporte de la Cuenta de Alto Costo, el número de personas con coagulopatías ha aumentado de 3.501 en el 2015 a 4.606 en el 2020 y, en el caso de la hemofilia de 1.834 a 2.530 casos.

  • En caso de contraer COVID-19 y ser paciente de hemofilia, la Federación Mundial de Hemofilia sugiere terapia profiláctica y mantener niveles más altos de factor de coagulación como precaución contra el sangrado en los pulmones.
  • Actualmente, Novo Nordisk Haemophilia Foundation apoya proyectos en Colombia dedicados a garantizar acceso a tratamientos de calidad a personas con hemofilia en Antioquia y  Santander.

Bogotá, junio de 2021. La hemofilia es una enfermedad que acarrea graves dificultades para las personas que la padecen y sus familias, ya que genera sangrados incontrolables por heridas, a simple vista inofensivas e incluso, hemorragias internas que causan dolores extremos en articulaciones, músculos u órganos, y en algunos casos pueden resultar fatales. Solo en Colombia, según el último reporte de la Cuenta de Alto Costo, el número de personas con coagulopatías ha aumentado de 3.501 en el 2015 a 4.606 en el 2020 y, en el caso de la hemofilia de 1.834 a 2.530 casos.

Con la llegada de la pandemia, este tipo de enfermedades crónicas han pasado a un segundo plano, debido al direccionamiento de los esfuerzos del sector salud por contrarrestar el avance del virus. Por este motivo y con el objetivo de generar conciencia en la población frente al control de la enfermedad en el contexto de la Covid-19, a continuación se presentan algunas indicaciones a tener en cuenta para los pacientes con esta patología:

Primero, no hay motivo para modificar el régimen de tratamiento recomendado por su médico. Segundo, si se administra el tratamiento desde casa, no pida más productos de reserva de los razonablemente necesarios por temor a la escasez de productos.

Adicional a ello, tratamientos derivados de plasma y los procedimientos de la inactivación y eliminación virales que se emplean en el manejo de la enfermedad, son suficientes para destruir virus con envoltura lipídica como el SARS-CoV-2. Sin embargo, si el paciente hemofílico contrae Covid-19, estas recomendaciones de la Federación Mundial de Hemofilia le serán de utilidad:

  1. El acetaminofén reduce la fiebre sin inhibir la respuesta inflamatoria necesaria para combatir al coronavirus y se recomienda para las personas con trastornos de la coagulación.
  2. Generalmente, no se recomiendan ni el ibuprofeno ni otros fármacos antinflamatorios no esteroides, ya que podrían incrementar la hemorragia debido a que inhiben la función plaquetaria.
  3. Algunos médicos recomiendan terapia profiláctica y el mantenimiento de concentraciones de factor más elevadas como precaución ante una posible hemorragia pulmonar debida al grave daño que causa el SARS-CoV-2, y al incremento de la presión sanguínea en el cerebro producida por la fuerte tos y el sonarse la nariz, los cuales también podrían provocar una hemorragia.

Adicional a estas recomendaciones, es importante siempre seguir las indicaciones del médico tratante.

Así mismo, la doctora Claudia Agudelo, médica hematóloga, afirma que, “en casos de Covid-19 severo se pueden generar fenómenos trombóticos, y por tanto un paciente con coagulopatías necesitará de un tratamiento específico guiado por un especialista”. Frente a la vacunación la experta agrega también que, “los pacientes con hemofilia no tienen contraindicación para la vacunación, sin embargo, si desean hacerlo deben realizar una programación de aplicación de factor el mismo día de la vacuna para evitar el surgimiento de hematomas”.

Por otro lado, el apoyo de los donantes actuales y nuevos, sigue siendo fundamental para mantener un suministro adecuado de sangre y plasma durante la pandemia. En la coyuntura actual, la donación sigue siendo un proceso seguro.

Finalmente, es importante no bajar la guardia y continuar extremando las medidas de bioseguridad básicas para prevenir la transmisión del coronavirus: lavarse las manos regularmente con jabón, no tocarse la cara, cubrirse con el codo al toser y mantener una distancia de al menos 2 metros de otras personas. Además, es vital mantener los controles con el médico tratante y en caso de urgencia visitar el hospital más cercano.