¿Qué esperan los millennials y centennials de las empresas?




Hoy en día, las compañías deben ofrecer esquemas de trabajo flexibles, implementar estrategias holísticas de bienestar y contar con principios Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG), entre otros.

Bogotá 28 de noviembre 2022-. La pandemia por el covid-19, los eventos climáticos extremos, el auge del trabajo remoto y un fuerte aumento de la inflación en el mundo son algunos de los eventos más significativos que recientemente  han impactado nuestro entorno.

Asimismo, durante 2021 y 2022, se observó un incremento en las renuncias laborales en el mundo. Esta situación se empieza a apreciar en América Latina, debido al estrés, al exceso de trabajo, al desgaste mental y físico, además de la búsqueda de mejores sueldos.

Este fenómeno, conocido como la Gran Renuncia, se convirtió en un desafío para las organizaciones, las cuales están cada vez más preocupadas por encontrar a los profesionales que necesitan mientras realizan enormes esfuerzos por atraer nuevo talento y retener a sus trabajadores y líderes en sus puestos actuales.

“Este contexto ubica al bienestar de las personas en el centro de las agendas y ha llevado a que gran parte de los millennials y la generación Z busquen un segundo empleo, a que se preocupen más por su estabilidad financiera y a que consideren que no será fácil pensionarse cómodamente”, asegura Lucía Muñoz, Socia de Consultoría y Líder de Capital Humano de Deloitte Spanish Latin America.

Debido a este panorama, los jóvenes prefieren los esquemas de trabajo remotos e híbridos, pues les permiten compartir tiempo en familia, así como dedicarse a otros temas de su interés, lo que conlleva un efecto positivo en su salud mental.

Igualmente, los millennials y centennials demandan acciones que promuevan la conservación del planeta por parte de las empresas, dado que se han visto afectados por eventos climáticos en los últimos doce meses y consideran que pueden mejorar sus esfuerzos para minimizar su impacto en el medio ambiente.

De esta manera, se necesita que las organizaciones cuenten con principios ambientales, sociales y de gobernanza (ASG), toda vez que contribuyen con el medio ambiente, la sociedad, la sustentabilidad del mercado, la inclusión, la diversidad y la retención de las personas.

Estas son algunas de las conclusiones de la Encuesta Millennial y Gen Z, elaborada por Deloitte, en la que participaron 23.220 jóvenes de 46 países, de los cuales 401 son colombianos. De acuerdo con la investigación, la cual se realizó entre el 24 de noviembre de 2021 y el 4 de enero de 2022, las principales razones por las que estas personas permanecen en las compañías son el balance y la flexibilidad, las oportunidades de aprendizaje y desarrollo, así como los salarios y beneficios.

En este sentido, es fundamental que las compañías implementen estrategias de salud mental, que mitiguen las causas del síndrome del trabajador quemadoy que brinden soluciones a esta problemática.

“Es imprescindible lograr un equilibrio entre la vida laboral y personal, ofrecer un ambiente profesional flexible, en el cual puedan elegir dónde y cómo trabajar, para poder ahorrar en gastos de transporte y cuidar de su salud. Otra opción es brindar oportunidades de aprendizaje y desarrollo que les permitan incrementar sus habilidades profesionales”, agrega Lucía Muñoz.

.

Cabe destacar que, como lo señala la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) en el documento “Estimaciones y proyecciones de población a largo plazo (1950-2100)”, actualizado en 2019, los millennials y centennials representan el 55.1 % de la fuerza laboral en Latinoaméricay son el grupo con mayor capacidad de aprendizaje, impulso e innovación de una organización.

¿Cuál es el panorama de los milllennials y centennialls colombianos?

En Colombia, el 40 % de la generación Z y el 36 % de los millennials están asumiendo trabajos secundarios además de su trabajo principal motivados por la preocupación que les genera el desempleo, según la Encuesta Millennial y Gen Z.

En este sentido, para el 35 % de la generación Z el desempleo le genera zozobra, mientras que para los millennials el porcentaje es del 29. Entre las actividades complementarias desarrolladas se destacan: el entrenamiento deportivo (25 % de la generación Z y 13 % de los millennials, consultoría y gestión de su propio negocio (23 % de la generación Z y 29 % de los millennials), la venta de productos o servicios a través de plataformas en línea (22 % de la generación Z y 36 % de los millennials), trabajar con la aplicación Driving for a ride sharing (17 % de la generación Z y 7 % de los millennials) o como Influencer en redes sociales (únicamente el 14 % de la generación Z).

Además, la encuesta confirma la preferencia por los esquemas de trabajo que se imponen en el mercado laboral. En este sentido, el 71 % de la generación Z y el 70 % de los millennials prefieren laborar bajo modalidad híbrida.

Ese interés obedece a que les permite ahorrar dinero (48 % para la generación Z y 42 % para los millennials), ver con más frecuencia a su familia (40 % para generación Z y 61 % para los millennials) y dedicarles tiempo a otras cosas que les interesan (41 % para la generación Z y 45 % para los millennials).

Adicionalmente, les permite terminar su trabajo más fácilmente (38 % para la generación Z y 41 % para los millennials) e impacta positivamente en su salud mental (29 % para la generación Z y 42 % para los millennials).

¿Qué piensan sobre el cambio climático?

En materia de cambio climático, tan solo 18% de los millennials y  15 % de la generación Z aseguraron estar totalmente de acuerdo con que las grandes empresas han tomado medidas sustantivas y tangibles para combatirlo, mientras que  8% de los millennials y  10 % de la generación Z admitieron que el Gobierno nacional está altamente comprometido con la lucha contra este flagelo.

Desde la perspectiva de estas generaciones, las empresas deberían invertir en prohibir productos de plástico de un solo uso en lugares de trabajo / oficina (19 % de los millennials y 20 % de la generación Z) y comprometerse con lograr ser cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en la próxima década (10 % de los millennials y 19 % de la generación Z).

A su vez, podrían proporcionar capacitación a los empleados sobre cómo tener un impacto positivo en el medio ambiente en las actividades cotidianas (27 % de los millennials y 14 % de la generación Z), beneficiar trabajadores orientados a la sostenibilidad (14 % de los millennials y 12 % de la Generación Z) y brindar incentivos a los colaboradores para que tomen mejores decisiones ambientales (9 % de los millennials y11 % de la generación Z).

En conclusión, los millennials y centennials han convertido sus preocupaciones en un tema prioritario para las estrategias y las políticas empresariales, al tiempo que confirman la relevancia que están cobrando los temas ambientales. Por lo anterior, es fundamental conocer sus expectativas y necesidades, con el fin de implementar estrategias que permitan atraer y retener al talento de estas generaciones.

Para ampliar información sobre ese tema pueden hacer clic aquí.