AmCham Colombia, Cámara de Comercio Colombo Americana

Riesgos Internacionales – La necesidad de un seguro



Para determinar las necesidades de seguros para sus operaciones internacionales, una organización debe identificar y comprender la gama completa de su riesgo de pérdida en cada país o localidad donde opera.

Bogotá, octubre 2020-. El riesgo de pérdida internacional de una organización puede ser similar a los que enfrentan sus operaciones en los Estados Unidos, como incendio, robo, responsabilidad legal o pérdidas relacionadas con el clima.

Sin embargo, una organización que opera a nivel internacional a menudo se encuentra con un nuevo riesgo de pérdida desconocido o elevado en ubicaciones remotas, lo que justifica una consideración especial a los efectos del seguro. Identificar a fondo el riesgo de pérdida internacional puede ser más complejo y lento que evaluar el riesgo de pérdida nacional.

La identificación del riesgo de pérdida internacional es el primer paso en el largo proceso de desarrollo de un programa de seguros internacional. Si bien la presente discusión se centra solo en el primer paso, es útil verlo en su contexto más amplio. La obtención de un seguro para operaciones internacionales implica cuatro pasos clave.

  1. Identificar los principales riesgos de pérdidas internacionales de la organización, que pueden clasificarse como referentes a responsabilidad patrimonial e ingresos netos.
  2. Considere los aspectos geográficos, políticos, ambientales y físicos más amplios de los riesgos de pérdida para cada ubicación en la que la empresa realiza negocios, para cada categoría de pérdida.
  3. Combine las coberturas disponibles con los riesgos de pérdida identificados.
  4. Seleccionar las soluciones de seguros internacionales más apropiadas considerando las opciones disponibles, exclusiones y costos de pólizas locales.

Los riesgos de pérdida de una organización que generalmente son asegurables por un seguro de accidentes, ya sea nacional o internacional, se dividen en tres categorías generales: propiedad, responsabilidad y riesgos de pérdida de ingresos netos.