Sedes de la antigua red Helm Bank empiezan a operar como Itaú



Más de cien puntos de atención de la antigua red Helm Bank y las unidades de negocio del grupo financiero en el país, empiezan a prestar sus servicios como Itaú.

Itaú, el banco brasileño que reportó utilidades netas por $6.200 millones en el primer trimestre del año, 19.6% más que en el mismo periodo del año anterior, puso en marcha su estrategia en Colombia.

El primer paso es la conversión de los antiguos puntos de atención de la red Helm Bank, a la cual se sumarán 85 oficinas de CorpBanca que también adoptarán la marca Itaú de manera progresiva. Dicho proceso iniciará en agosto de 2017 y finalizará en el año 2018, según lo anunció la compañía.

Itaú adquirió 31,71% del chileno Corpbanca, el cual a su vez en Colombia había comprado y posteriormente fusionado las operaciones locales de Santander y de Helm. Con ese porcentaje, los brasileños adquirieron la participación del hoy Itaú-Corpbanca, que luego será solo Itaú.

De esta forma el banco brasileño empezará a pisar fuerte en el país.  Por tamaño de activos, el banco ocupa el cuarto lugar en Chile y el sexto en Colombia, con una red de 187 puntos de atención y 180 cajeros automáticos en 27 ciudades.

“Es un día histórico para Itaú, pues a partir de ahora la marca se encuentra en la banca minorista en Colombia, un mercado que encaja perfectamente con la estrategia de desarrollo regional de la entidad, que ha definido al país como un mercado prioritario”, asegura el presidente de Itaú CorpBanca Colombia, Álvaro Pimentel.

El cambio de marca comprende todas las entidades a través de las cuales Itaú hace presencia en Colombia, las cuales son: Banco Itaú, Itaú Securities Services, Itaú Comisionista de Bolsa, Itaú Corredor de Seguros, Itaú Asset Management (también Itaú Fiduciaria) y en Panamá con el banco Itaú (Panamá) e Itaú Casa de Valores (Panamá).

La compañía brasileña informó que tanto en el banco como en sus unidades de negocio, velarán por mantener sus estándares de calidad para garantizar una excelente experiencia de atención diferencial y se proyectarán mejoras tecnológicas, nuevos productos y servicios para el beneficio de sus clientes en el país.

“Se profundizará en conocer el mercado local y a los clientes para responder con asertividad a sus expectativas y necesidades. Se tiene el firme compromiso de ser un banco colombiano hecho para los colombianos, con el propósito de consolidar una relación de largo plazo con este país”, enfatizó Pimentel.

Fuente: Dinero