Tras un siglo operando, IBM le apuesta a la inteligencia artificial aumentada



La compañía prevé seguir creciendo de la mano de su herramienta Watson.

Las compañías tecnológicas deben mantenerse vigentes en el mercado a pesar de la coyuntura económica y en Al Paredón, el gerente general de IBM Colombia, Federico Martínez, explicó el giro que la compañía ha tomado para ser líder en la inteligencia artificial.

¿Cómo ha sido 2017 para IBM?
Para nosotros ha sido un año bien interesante. Nos ha traído un tema de crecimiento interesante por las oportunidades que se han ido generando a pesar de las contracciones. Nosotros vivimos de traer eficiencias a las empresas con las cuales trabajamos, más cuando venimos transformándonos hacia un modelo de soluciones cognitivas y mucho tiene que ver con transformación digital. Es lo que la gente hoy está viendo como un valor para poder ser más eficientes sus operaciones, traer más valor de mercado y de propuesta de valor hacia sus clientes finales, entonces creo que ha sido un año bien positivo, no es un año fácil pero tiene bastantes cosas interesantes.

Cuéntenos sobre Watson, el producto estrella de la empresa
Watson es literalmente lo que nosotros conocemos como una solución cognitiva, es inteligencia artificial aumentada. ¿Qué quiere decir esto?, no es simplemente un software o un algoritmo que basado en temas deterministas y cosas genera respuestas, sino que va un poco más allá de eso. Es un software o un algoritmo que realmente aprende, que logra entender, que logra captar imágenes, voz y texto. Y aprendiendo a mover esos aprendizajes de temas nuevos en un contexto global comienza a generar hipótesis, y esas hipótesis como no son determinadas si no probabilísticas, dan un árbol de decisión para que la persona que usa Watson tenga un bagaje de porqué tomó esa decisión. Es la forma nueva de que estamos entendiendo como procesar volúmenes inmensos de información, lo que nadie más puede hacer. A esto se lo ha visto como Big Data. Watson, cuando la información está digital, la ve toda y logra tener una visión integral. Es el lector más voraz que hay. Puede conectarlos a fuentes de internet, puede pasarlo a PDF, en un futuro también podrá usar videos para que tenga un contexto completamente diferente para tomar decisiones. Eso es lo que nosotros llamamos inteligencia pericial aumentada, para hacer comparaciones, una inteligencia artificial.

¿Cómo ponerle límites al tema de la inteligencia artificial para que en algún momento las aplicaciones o algoritmos no le impidan el control a los humanos?
Nosotros tenemos hoy en día desde las soluciones cognitivas un acercamiento basado en los principios. Le establecimos unos principios en el tema cognitivo. Está la transparencia en el conocimiento y ciertas áreas en las cuales lo que buscamos es poder controlar esas soluciones basados en cómo se van a implementar. Las capacidades tecnológicas son inmensas, está en nosotros los seres humanos y las personas que vamos a hacer estos despliegues ponerles un límite, porque si no entramos en ese problema en que las máquinas no van a tener control. Lo que nosotros buscamos con Watson es poderlo controlar desde su origen, desde su implementación y tener claro hasta dónde puede llegar. Por eso le pusimos principios de comportamiento y de ética.

Cuando se habla de inteligencia artificial se sabe que si yo tengo Excel o una calculadora para unas multiplicaciones gigantes, eventualmente si las hiciera a mano debería llegar al mismo resultado, pero en este terreno de inteligencia artificial se nos está hablando de cosas que no puede hacer el ser humano por sí mismo, es decir, no podíamos replicarlo.

Cuando se habla de la calculadora literalmente lo que nosotros vemos cómo inteligencia artificial eso es como una herramienta para aumentar la capacidad del ser humano, por eso nosotros hablamos que Watson es inteligencia artificial aumentada. ¿Qué quiere decir eso?, que sí maneja volúmenes más grandes que cualquier ser humano, que puede crear en algún momento casi conocimiento. Lo que nosotros estamos haciendo es buscar herramientas que potencializan al ser humano, no que lo reemplace y por eso nuestra campaña de publicidad hoy en día nivel mundial es “you at the power of IBM”. No con el poder, sino a la potencia de IBM, herramientas que potencializan lo que el ser humano puede hacer, yo no creo que vaya a reemplazar decisiones cruciales.

¿Cuál es el próximo paso de IBM?
Nosotros llevamos más de 106 años como la única compañía de tecnología que lleva tanto tiempo a punta de reinvención, hoy nosotros creemos que todo esto va a ser el mercado cognitivo, ni siquiera inteligencia artificial. Lo cognitivo que es un poco más complejo aún y basado en plataformas en la nube. Esta es más económica, tiene más eficiencias, tiene más seguridad. Hacia allá vamos a ir. La ventaja competitiva de las compañías está en la información, está en saber qué hago con esos datos, cómo los uso, ya no importa quién lo procese. En 2018 al menos 1.000 millones de personas van a ser tocados por tecnología tipo Watson.

¿Quién controla el precio de los datos?
Ahí hay una discusión, pero la persona debe tener mayor responsabilidad de lo que comparta. Ahí está la clave, no está en quien los maneja, porque ese depende de la regulación.

Fuente: La República.