Zona Franca de Bogotá, certificada con el sello de buenas prácticas de Innovación




La distinción fue entregada por la Cámara de Comercio de Bogotá y el Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación (ICONTEC)

La Zona Franca de Bogotá, a través del Grupo ZFB y su área de innovación, recibió por parte de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) y el Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación (ICONTEC) el certificado de Buenas Prácticas de Innovación (BPI) que la acredita como una organización con un sistema de gestión de innovación avanzado.

Tal reconocimiento fue recibido el  pasado 24 de julio durante la ceremonia de entrega de la certificación de Buenas Prácticas de Innovación en las instalaciones de la Cámara de Comercio de Bogotá. Desde esta prestigiosa entidad fueron resaltadas las principales virtudes por las cuales la Zona Franca de Bogotá se destaca en términos de innovación: “La Zona Franca de Bogotá cuenta con un sistema de innovación implementado según los criterios de evaluación, se encuentra documentado, posee una cultura y planes concretos de innovación con trazabilidad; adicionalmente, cuenta con control interno, roles definidos y entendidos, excelente infraestructura y alto compromiso por parte de las altas gerencias y la dirección del área”, sostuvo Juliana Castellanos, Consultora de Innovación de la Vicepresidencia de Fortalecimiento Empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Frente a esta distinción, Diego Vargas, Gerente General de la Zona Franca de Bogotá sostuvo: “el presente sello es una muestra del alto compromiso para definir e implementar una filosofía de innovación al interior de la organización, la cual potencializa a cada colaborador a ser un “superhéroe” dentro de su rol de trabajo siendo “hacedores” de innovaciones en cualquier momento y lugar”.

El programa aplicado para el Grupo ZFB parte del apoyo directo e incondicional de la alta gerencia, el compromiso y la participación multidisciplinaria de todas las áreas, la definición del gobierno corporativo (Liga de Innovación) y la estructuración de una primera versión de la Ruta de Innovación, proceso mediante el cual se identifican los principales problemas corporativos  lanzados bajo la figura de retos, con el objetivo de generar espacios de ideación, evaluación y prototipado que den solución viable sobre dichos desafíos, añadiendo, claro está, a una transformación cultural orientada a la innovación.

 “Con compromiso y orgullo, recibimos este respaldo a nuestra gestión innovadora. Hasta la fecha, la Zona Franca de Bogota es la primera y única zona franca del país en recibir el sello BPI (Buenas Prácticas de Innovación). Esto se traduce en la búsqueda incesante de mejores y más rápidos procesos que suman a la competitividad de nuestros clientes. Dentro de la auditoría realizada, obtuvimos un puntaje de 98% sobre 100% obteniendo así un nivel avanzado en nuestro sistema de gestión de innovación. Lo anterior significa un compromiso muy alto, donde se tiene que trabajar muy fuerte para mantener este nivel, pero principalmente en empujar y consolidar toda nuestra innovación transformacional que permita obtener resultados exponenciales”, concluyó Vargas.