Buen momento de finanzas regionales: más recaudo e inversión racional




Inversión creció 15 % en el último año, mientras los ingresos son $ 6,6 billones más que los gastos.

 

En los departamentos y municipios del país, la registradora sonó, la plata se invirtió mejor que en años anteriores, se controló la tentación de endeudarse más allá de la lógica financiera, es decir, las finanzas regionales, a diferencia de las nacionales, estuvieron más sanas y se mantuvieron estables pese a la desaceleración de la economía.

Esa es la conclusión general que se desprende del ‘Informe sobre viabilidad fiscal de los departamentos y municipios capitales 2017’, elaborado por la DAF (Dirección de Apoyo Fiscal) del Ministerio de Hacienda.

El panorama fiscal territorial, sin contar con los recursos del Sistema General de Regalías, revela que los entes territoriales lograron ingresos por 70,4 billones de pesos, mientras que sus gastos representaron 63,8 billones de pesos y la deuda pública fue de solo 8,5 billones, equivalente al 0,93 por ciento del producto interno bruto (PIB) regional. Hay que resaltar que el 71 por ciento de la deuda pública de los entes territoriales es interna, lo que contribuyó a que no se vieran afectados por las fluctuaciones del peso frente al dólar.

De nuevo, la mayor parte de las acreencias, el 75 por ciento, está concentrado en el sector descentralizado, y solo el 25 por ciento corresponde a los gobiernos territoriales.

Otro hecho por destacar, que muestra un mejoramiento en el desempeño de los departamentos y municipios capitales, es el tamaño de la inversión, la cual ascendió a 51,9 billones de pesos en el 2017, registrando así un incremento del 15 por ciento con respecto al 2016.

“El superávit fiscal fue de 0,3 por ciento del PIB, resultado superior al promedio registrado desde el año 2000, que fue de 0,2 por ciento del PIB”, dice el informe.
Los entes territoriales lograron ingresos propios (impuestos, multas y otras fuentes) de 26,2 billones de pesos, lo que implica un incremento del 3,1 por ciento en comparación con lo obtenido en el año anterior.

La mayor parte provinieron de los impuestos (el 84,5 %), pese a nuevas normativas que pudieron causar efectos, como es el caso del ‘peaje’ al consumo de cigarrillos, segmento en el que el recaudo pasó de 580.600 millones de pesos en 2016 a 849.900 millones en 2017 (46,4 % de crecimiento en el recaudo).

De 22,1 billones de pesos aportados por los contribuyentes de los tributos territoriales, el 22 por ciento lo puso el ICA, tan criticado por el sector empresarial. Entre tanto, el impuesto predial aportó el 18,7 por ciento del total, y el impuesto al consumo le sumó a la bolsa pública de las regiones un 17,2 por ciento.

 

Publicado en El Tiempo, leer más aquí