AmCham Colombia, Cámara de Comercio Colombo Americana

Buscan incentivar innovación en Colombia



La iniciativa de ley propone promover la innovación a través de los Centros de Trabajo Compartido.

La inversión en ciencia, tecnología e innovación que hace Colombia es de las más bajos de la región con apenas el 0,7% del PIB. La reforma al Sistema General de Regalías pretendió modificar esta situación con la creación de un fondo específico para este sector, sin embargo, los resultados en materia de ejecución son pobres hasta el momento, según la Contraloría. Ahora desde el Congreso se pretende disparar la innovación por media de la figura de los Centros de Trabajo Compartido y la financiación colectiva por parte de particulares.

Se trata del proyecto de ley número 102 de 2017 Cámara, iniciativa que cuenta con una ponencia positiva para segundo debate en la plenaria de la Cámara de Representantes, el cual se espera se dé a partir de marzo próximo, cuando el Legislativo dará inicio al último periodo de esta legislatura.

El proyecto de ley explica que, en su mayoría, las grandes empresas colombianas emplean los mismos métodos tradicionales en las áreas de productos, procesos, organización y mercado debido a que no necesitan innovar para posicionarse o mantener su posición en el mercado. Adicionalmente, la renta petrolera sigue siendo la principal fuente de ingresos del Estado y la economía colombiana evidencia el peligro de depender de materias primas para lograr un crecimiento sostenible a futuro.

Las dificultades que experimenta el país en términos de innovación se ven reflejadas en su baja calificación y clasificación en el Índice Global de Innovación. De 127 países calificados, Colombia ocupó el puesto 65 y descendió dos puestos en comparación al año 2016. Además, se ubica en el quinto puesto en América Latina. El índice está compuesto por 81 indicadores que comprenden el entorno normativo, la educación, infraestructura, grado de desarrollo empresarial y tecnológico, entre otros.

La iniciativa de ley propone promover la innovación a través de los Centros de Trabajo Compartido, espacios en donde emprendedores, micro y pequeños empresarios comparten un mismo espacio de trabajo físico, donde tienen acceso a escritorios u oficinas individuales y a otra variedad de servicios compartidos como salas de reuniones e impresoras, para desarrollar sus proyectos de forma independiente.

Los Centros de Trabajo Compartido deberán tener una capacidad instalada para atender por lo menos 100 empresas en el caso de los municipios de categoría especial y 50 empresas en los municipios de categoría primera.

Financiación colectiva

El proyecto de ley establece el modelo de financiación colectiva para apoyar los proyectos de innovación.

La captación de los recursos se hará mediante una plataforma de internet que selecciona y publica proyectos, de pequeñas cantidades de dinero de varios individuos destinado a la donación o financiación, usualmente sin un colateral, de proyectos, modelos de negocio o actividades personales.

Existen cuatro modelos de financiación colectiva. Modelos comunitarios basados en donaciones o recompensas, y esquemas financieros basados en préstamos o acciones.

En este sentido la iniciativa establece que dentro de los 12 meses siguientes a la expedición de la pretendida ley, el Gobierno nacional deberá presentar ante el Congreso de la República, un proyecto de ley tendiente a autorizar los diferentes modelos de financiación colectiva definidos, fijando los montos máximos autorizados, las entidades autorizadas para realizar dicha actividad, las tasas de rendimiento y los mecanismos de amortización financiera, así como asignar las funciones de control y vigilancia a la entidad correspondiente, entre otros.

Fuente: El Nuevo Siglo .