Colombia tiene potencial para desarrollar zonas francas especializadas en servicios



De acuerdo con un estudio realizado por KMPG, Cali, Medellín y Bogotá son las ciudades más atractivas para establecer industrias de servicio.

A pesar de que el Gobierno ha creado en los últimos años incentivos y reformas al régimen de zonas francas para atraer a mayores empresas a las 108 áreas comerciales vigentes, los resultados, al menos este año, no han sido los mejores, si se tiene en cuenta que entre enero y septiembre las exportaciones desde estas zonas han caído 27,9%.

Esto, sin embargo, representa una oportunidad para estimular el crecimiento de las actividades de servicios al interior de las zonas francas, como lo indica un estudio de la firma Kpmg, que midió el potencial de las capitales colombianas para ofrecer servicios asociados a call center, BPO, entre otros de esta categoría.

De acuerdo con Alain Almeida, partner advisory de Kpmg Colombia, “el país tiene gran potencial para el desarrollo de centros de servicio, pero tiene que ser una política de Estado”, pues hay países en la región que tienen mayor vocación para este tipo de actividades.

Este estudio encontró que tres ciudades colombianas (Cali, Medellín y Bogotá) son las más favorables en una muestra de 10 ciudades, para el establecimiento de industrias de servicios, por factores positivos, como los costos atractivos, que incluye salarios, arriendos, entre otra serie de puntos que dejan bien paradas a estas ciudades colombianas.

En línea con estos resultados, para Felipe Jaramillo, presidente de Procolombia, “factores como la mano de obra, la oferta de servicios públicos, variedad de centros de capacitación y calidad de los trabajadores han sido ventajas determinantes para atraer inversionistas que operen y exporten desde Colombia, además de ser generadoras de empleos de calidad”.

En total, el informe de la consultora recogió cinco variables que dejaron a Cali como una ciudad atractiva para los servicios empresariales. Para el caso de los call center en español, el factor que más pesó fue el de los costos seguido por el de las habilidades de los empleados, la fuerza de labor y un segundo idioma.

En relación con los centros de servicios, unas de las variables que más creció en la valoración tuvo que ver con la estabilidad económica, como la competitividad, la inflación y el crecimiento de la región.

“En servicios productivos, Cali y Medellín son las más atractivas, cuando uno analiza el país, en Bogotá encuentra más competencia, más talento, con población mayor y flotante, pero el costo de la ciudad es más alto que en Cali y Medellín”, destaca Almeida

Fuente: La República