El país volvería a registrar un crecimiento económico del 3%



La proyección entregada por el FMI es incluso más optimista que la del Gobierno.

Durante la cumbre económica de Davos, el Fondo Monetario Internacional entregó sus proyecciones para la economía colombiana, la cual sorprendió por ser superior, no solo a la previsión anterior, sino, además, a la del Gobierno Nacional.

De acuerdo con el FMI, al cierre del 2018 Colombia podría arrojar un crecimiento del 3%; actualmente, las autoridades macroeconómicas del país tienen proyectado que la expansión de la economía durante este año sea del 2,7%.

Eso sí, la entidad coincide con el Gobierno en que el desempeño del 2017 fue pobre, por eso reafirmó que espera que el dato final sea cercano al 1,7%. No obstante, este año y el próximo terminarían con un crecimiento económico muy superior; para 2019, el FMI estima que el PIB crecerá al 3,6%.

Pero Colombia no es la excepción. El FMI mejoró sus estimaciones para la mayoría de países de la región. Sostiene que “las tendencias recientes de la economía mundial y de los mercados financieros son buenas noticias para América Latina. El crecimiento mundial y el comercio internacional están cobrando ímpetu y, según nuestras previsiones, ese auge continuará en 2018. El aumento de los precios de las materias primas también ha colaborado con el repunte de la región”.

Y es que el tema de las materias primas cobra gran relevancia si se tiene en cuenta que este fue uno de los detonantes que llevó a que las economías de la región mermaron sus ritmos de crecimiento en los años recientes.

Daniel Velandia, jefe de investigaciones Económicas de Credicorp Capital, asegura que la proyección del FMI es muy superior a la que está manejando la firma comisionista, sin embargo, la encuentra lógica debido a que Credicorp tiene una proyección de 2,3% para este año, se está por debajo del promedio del mercado, pero si se tiene en cuenta que el precio del petróleo se ha mantenido alrededor de los US$70 por barril pues eso podría suponer un impulso adicional.

“Si la cotización del crudo se mantiene por el resto del 2018 en ese nivel, es probable que eso le genere a la economía un estímulo adicional del 0,4% o 0,5%, eso sería alrededor del 2,8%, entonces sí parecería que la estimación del FMI pueda ser acertada, pero claramente dependerá de que el crudo conserve esos niveles de negociación, si vuelve a caer hacia los US$60 difícilmente la economía logrará expandirse a esa tasa”.

Sostiene el FMI que la mejoría de las condiciones externas favorece en general a toda la región, por eso asegura que “favorecida por esta mejora del entorno mundial, la recuperación económica de América Latina también está cobrando ímpetu, a medida que las recesiones de algunos países (Brasil, Argentina y Ecuador) llegan a su fin. 
Estimamos que el crecimiento regional fue de 1,3% en 2017 (frente al 1,2% proyectado en octubre), y pronosticamos que la actividad se acelerará a 1,9% en 2018 y 2,6% en 2019”.

-15% EN 2018

El FMI considera que la situación en Venezuela seguirá agudizándose durante este año. Según su informe, “en Venezuela, la crisis continúa. Según las proyecciones, el PIB real disminuirá alrededor de 15 por ciento en 2018; en consecuencia, se prevé que la contracción acumulativa del PIB desde 2013 sea casi de 50 por ciento”.

Y añadió que esta tendencia es resultado de significativas distorsiones microeconómicas y desequilibrios macroeconómicos exacerbados por el colapso de la exportación petrolera; este último tuvo origen en la fuerte caída de los precios del petróleo ocurrida a mediados de 2014 y continuó más recientemente con el desmoronamiento de la producción nacional.

Leer más.

Fuente: Portafolio