Empresarios plantean hoja de ruta económica 2018-2022



La próxima semana el Consejo Gremial presentará una lista de casi 100 propuestas  en cinco temas que son transversales a la mayoría de las actividades productivas.

Ante la nueva realidad de la economía, el sector privado definió 94 propuestas en temas como el sistema tributario, la seguridad social, infraestructura, educación, salud, comunicaciones, la propiedad y uso de la tierra, así como la facilitación del comercio internacional, que deben ser abordadas de manera prioritaria en los próximos años.

Esto, con el fin de mejorar la competitividad y productividad del país, atender el posconflicto y cumplir con los compromisos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, según está plasmado en la Agenda Empresarial 2018-2022, documento del Consejo Gremial Nacional (CGN). 

Santiago Castro, presidente de Asobancaria y actual presidente del CGN, señaló que no se trata de un compendio de peticiones para la próxima administración, sino que recoge la visión del sector privado sobre los principales temas coyunturales y que quedará a disposición de cualquier persona, incluidos los aspirantes a cargos de elección popular, con el fin de nutrir los debates en esta temporada preelectoral, y que sea insumo más adelante para la construcción del Plan Nacional de Desarrollo.

Aunque los detalles serán presentados en un evento el próximo 30 de noviembre, ya se conoció el documento, resultado de un trabajo conjunto entre los 21 gremios que hacen parte del CGN.

En la Agenda se destaca la necesidad de un trabajo coordinado entre el sector público y el privado para elevar la productividad y la competitividad, mantener la inversión y así lograr un crecimiento sostenido que conduzca a una reducción de la pobreza, y el rol que debe jugar el empresariado durante el posconflicto.

Otros temas en los que coincidieron los gremios fueron el creciente desequilibrio fiscal, la necesidad de una mayor lucha contra la corrupción y el respeto a la propiedad privada.

Tomando estos temas como punto de partida, el sector privado definió cinco aspectos transversales a muchos sectores, algunos de ellos recurrentes, y en los cuales se requiere mayor acción de política pública.

Impuestos

La Agenda Empresarial recoge las persistentes fallas del sistema tributario, como la inestabilidad, complejidad, inequidad e ineficiencia, entre otros.

En ese sentido, plantea una reducción en la tarifa de renta corporativa del 33% al 28%. Para compensar, propone que se obligue a que más personas naturales tributen, particularmente quienes ganan más de 2,5 salarios mínimos (1,4 millones de pesos al mes), pues hoy lo hacen quienes devengan desde 4,1 salarios mínimos (más de 3 millones de pesos).

También dice que hay que considerar que paguen quienes tienen pensiones superiores a 6 salarios mínimos (alrededor de 4,2 millones de pesos).

Adicional a esto, señala que hay que eliminar las exenciones, con excepción de las que tengan impactos positivos como la inversión en investigación y desarrollo, protección al medio ambiente y emprendimiento.

Empleo y pensiones

Distintas voces han advertido sobre los inconvenientes que han traído los altos niveles de informalidad en el mercado laboral, y en las empresas, así como los desafíos del sistema pensional en cobertura, equidad y sostenibilidad.

Con estos diagnósticos, el empresariado propone seguir reduciendo o eliminar los parafiscales, no estigmatizar la tercerización laboral, ajustar la legislación a la nueva realidad del mercado de trabajo por la adopción de herramientas tecnológicas, promover esquemas flexibles de contratación y ampliar la diferencia entre el salario mínimo y el salario mínimo.

En materia pensional, el CGN insiste en que se tramite un ajuste integral, con un largo periodo de transición. Pero más allá de un gran ajuste, plantea que se revise el esquema cada cinco años, en función de los cambios demográficos.

Y aunque no hace referencia a temas como la edad y el tiempo de cotización, sí propone que el ingreso base para liquidar la mesada pensional sea el promedio de los salarios recibidos en toda la vida laboral y no de los últimos 10 años, como pasa en el régimen de prima media.

Otras propuestas del Consejo Gremial tienen que ver con propiedad, uso y ordenamiento de la tierra.

Fuente: Portafolio.