Nuevas tecnologías, apuesta de empresas para transformar sus negocios



Los empresarios son más conscientes de la necesidad de adoptar estas herramientas.

Pedir información a un banco por chat y encontrarse que quien le responde es una computadora y no una persona; o empezar a recibir ofertas de aerolíneas, hoteles, restaurantes y sitios turísticos o de algún producto después de haber realizado una búsqueda por internet, o, incluso, consultar al médico a través de una app y obtener información confiable al instante son solo algunas de las facilidades que la tecnología ha puesto al alcance de todos seres humanos.

En Colombia, este tipo de servicios está en pleno desarrollo gracias a empresas que les están apostando a las tecnologías emergentes –como robots, realidad aumentada, internet de las cosas, cloud computing, 3D, big data, ciberseguridad, simulación, sistemas de integración–, que forman parte de la llamada cuarta revolución industrial, pero también, a la conectividad lograda con la cobertura de internet (la señal les llega al 98 % de los municipios) y a la apropiación de dispositivos como los smart-phones (el 72 por ciento de los hogares tienen al menos uno).

Lo más común entre los colombianos es el uso del celular inteligente para transacciones bancarias, para pedir un domicilio, para movilizarse por las vías menos congestionadas y hasta para pedir taxi.

Y si bien ha habido un avance en la adopción de las TIC y los empresarios las consideran importantes para su funcionamiento y competitividad (el 67 % de ellos así lo piensan, según la Primera Gran Encuesta Tic), tanto empresarios como gremios y Gobierno consideran que en el ámbito de las industrias falta alcanzar mucho más, y advierten que este no es un tema del futuro, sino del hoy.

Consciente del reto que representan las tecnologías emergentes, la Asociación de Industriales de Colombia (Andi) creó hace un año la Vicepresidencia de Transformación Digital. La encuesta entre empresarios realizada el año pasado por la Andi reveló que el 75 % de las empresas no tienen una estrategia de transformación digital. El 25 % restante, sí; y de estas, el 47 % se veían dando ese paso dentro de 5; el 28 %, dentro de 10, y el 23 %, dentro de 2.

Santiago Pinzón, quien dirige esa vicepresidencia, considera que si bien los empresarios “están asimilando la revolución de las tecnologías”, aún falta “un cambio de mentalidad”. Pero esa transformación debe ser desde las juntas directivas. “El presidente de una organización, no importa el tamaño, debe estar convencido de que su gran competencia es no estar en un entorno digital”, dice.

Líderes de la revolución industrial

El ‘Informe global de tecnología de la información 2016’, presentado en el Foro Económico Mundial, ubicó a Finlandia, Suiza, Suecia, Israel, Singapur, Países Bajos y Estados Unidos a la cabeza de las naciones que más invierten en las TIC, y como los líderes de la llamada cuarta revolución industrial.

Según el informe, estas economías demuestran que la adopción de las TIC –junto con un contexto propicio, con una normativa sólida, infraestructura de calidad y un suministro constante de conocimientos, entre otros factores– pueden allanar el camino hacia unos mayores beneficios.

Además, el informe revela que Singapur es el país que tiene más conectividad.

Empresas que exportan tienen una ventaja 

Así como el acceso a las nuevas tecnologías les han permitido a las personas estar conectadas de manera permanente con el mundo y mejorar la calidad de vida, las compañías que logren dar el paso de lo análogo a lo digital pueden acceder a los beneficios que esas herramientas ofrecen para potenciar los negocios e incluso descubrir nuevos mercados.

Pero también para transformar el modelo de negocio, eliminar la intermediación y para analizar en poco tiempo grandes volúmenes de datos y de información, según explicó la Vicepresidencia de Transformación Digital de la Andi.

Fuente: El Tiempo