Por Urabá pasaría el 10% del comercio exterior



Con el reciente nombramiento de Turbo como distrito especial, esta región podría potenciar las ventas externas de Bogotá y Antioquia.

Antioquia, Bogotá y el Eje Cafetero van a ser los grandes beneficiarios una vez entren a operar los puertos de Urabá, para poder exportar e importar mercancías. 

Un paso para consolidar este propósito se dio recientemente, ya que Turbo, municipio de esta región, está pendiente de la sanción presidencial para ser nombrado distrito portuario, logístico, industrial y turístico. 

Esto le otorgará al municipio facultades para ejecutar proyectos de infraestructura de manera autónoma, sin pasar por la Gobernación de Antioquia; lo cual sería clave teniendo en cuenta que allí estará ubicado Puerto Antioquia.

“Según cálculos preliminares que hemos realizado, por la región del Urabá pasaría 10% del comercio exterior nacional, en un plazo de unos 10 años. Esto sería un impacto importante para que luego a largo plazo llegue a representar entre 20% y 30%. Aparte de la relevancia para Antioquia, Bogotá y el Eje Cafetero, debería ser la oportunidad para que Urabá tenga un desarrollo agroindustrial, más allá de la producción bananera”, aseguró Saúl Pineda, director del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas (Cepec), de la Universidad del Rosario. 

Pineda añadió que “la consolidación en actor estratégico para el comercio exterior del país, será vital también para la evolución social de la región, que ha sufrido la presencia de bandas criminales en los últimos años”. 

Asimismo, el director del Cepec describió que tradicionalmente las importaciones provienen de Buenaventura y las exportaciones tienen como ruta de salida el Caribe. Junto con las autopistas de la prosperidad, se espera que las regiones favorecidas reduzcan a la mitad los tiempos de transporte. 

Javier Díaz, presidente de Analdex, espera que “esta iniciativa como la de nombrar distrito especial a Turbo logre darle un estatus a esa región para generar condiciones para convertirse en un gran centro logístico nacional”. 

Fuente: Portafolio