Relevo generacional y financiación, entre los retos para la innovación en el agro



Relevo generacional y financiación, entre los retos para la innovación en el agro.

En el marco del foro ‘Agrotecnología y Desarrollo Sostenible’, líderes y analistas del sector agropecuario debatieron sobre los retos alrededor de la innovación y el papel de la tecnología en la resolución de los retos que actualmente enfrenta toda la cadena productiva. Estos son el relevo generacional, la necesidad de una trazabilidad de los productos y la ausencia de recursos suficientes para fomentar la asistencia técnica.

Para Juanita Rodríguez, directora de Transformación Digital del Ministerio TIC, alrededor del desarrollo tecnológico en el agro hay varios retos fundamentales. Uno de ellos estaría enfocado en encontrar alternativas para que los jóvenes quieran trabajar en el campo, o para disminuir la necesidad de mano de obra, teniendo en cuenta las dificultades que tiene el sector para hacer un debido relevo generacional.

“El gran desafío es la retención del talento joven en el campo. Los pequeños agricultores suelen tener grandes dificultades para conseguir trabajadores”, aseguró Luis Fernando Martínez, director de protección de cultivos LAN en Basf Colombia. Una tarea en la que, por ejemplo, la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), ya ha venido invirtiendo en innovación, de la mano de su centro de investigación científica y tecnológica, Cenicafé.

Según Roberto Vélez, gerente de la FNC, la agremiación ha venido trabajando en nuevos retos donde la tecnología juega un papel fundamental en los posibles ‘cuellos de botella’ que vengan hacia adelante. “El primero es la recolección. Ya tenemos las primeras aproximaciones para hacerla de forma asistida con el fin de hacer más productiva vía tecnología la recolección de café”.

Una estrategia que también estaría siendo combinada con el desarrollo de nuevas variedades del arbusto que le dan más tiempo al agricultor para recoger el grano.

“Tradicionalmente, la recolección es cada 18 días. Con las nuevas variedades podemos dejar de recoger hasta por 32”, aseguró Vélez. Adicionalmente, consideró que la tecnología y la educación en la caficultura son fundamentales para que los jóvenes se queden en la caficultura. Pero también hay otros desafíos para la tecnología.

Para Rodríguez, la trazabilidad de los productos es clave en tiempos donde la exportación adquiere cada vez más fuerza en alimentos no tradicionales.

“Es importante desarrollar nuevas tecnologías que faciliten la identificación del origen de una semilla o de un producto”, aseguró la funcionaria. Algo con lo que también está de acuerdo José Antonio Ysambert, director de Asuntos Corporativos para Latinoamérica Norte de Syngenta.

“La respuesta a la productividad está, por ejemplo, en la adopción de tecnología en semillas de calidad para el bienestar de los agricultores”. Opción que permite identificar mejor las características de un producto desde el origen.

No obstante, para Rafael Hernández, gerente de Fedearroz, uno de los gremios del país que más ha invertido en el desarrollo tecnológico a través de su programa Amtec, el verdadero problema está en la falta de asistencia técnica, si se tiene en cuenta que de cada 10 agricultores, tan solo dos reciben este tipo de guía durante el proceso de producción.

“Aunque es cierto que en algunos productos no hay oferta tecnológica, en el caso del arroz lo que no hay es suficiente adopción”, indicó Hernández, quien además añadió que el problema está en la falta de recursos destinados a la asistencia técnica, que para el próximo año serán nulos, debido a los recortes de presupuesto a los que fue sometido el Ministerio de Agricultura.

“Los gremios no tenemos los fondos suficientes para contratar al personal necesario para hacer la transferencia de conocimientos”, replicó también el dirigente gremial.

Fuente: La República