Acuerdo fase 1 entre Estados Unidos y China mantiene un grado de incertidumbre



La directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, María Claudia Lacouture, señaló que si bien el acuerdo que se suscribirá en Washington pondrá una pausa en la tensión, se requiere de un acuerdo estructural que establezca reglas claras y estables de largo plazo en beneficio del comercio mundial.

Bogotá, 14 de enero de 2020 (AmCham Colombia).- La siguiente es la declaración de la directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, María Claudia Lacouture, a propósito de la firma del acuerdo inicial entre Estados Unidos y China para reducir la tensión comercial:

 
“La firma del acuerdo Fase 1 entre Estados Unidos y China, previsto para este 15 de enero de 2020, representa un hito importante en la búsqueda de una solución que ponga fin a las tensiones comerciales y da alguna tranquilidad al comercio global en la medida en que abre un abanico de posibilidades que contribuyan a detener la guerra arancelaria que ha durado más de dos años y generado costos importantes en las empresas internacionales y a las naciones.


 
El acuerdo inicial Fase 1 contempla que Estados Unidos bajará a 7,5% los aranceles a productos chinos por cerca de US$120 mil millones , a cambio de que China, en los próximos dos años, compre al menos US$200 mil millones en bienes y servicios de Estados Unidos.

 
Es importante resaltar que a pesar de este acuerdo, aún habrá una tasa arancelaria general para un grupo de artículos importados de China del 21%, los cuales tenían una tasa cercana al 3% antes de comenzar la guerra comercial.

 
Si bien este acuerdo inicial representa un avance positivo, la ausencia de un acuerdo estructural entre China y Estados Unidos mantiene algún grado de incertidumbre entre los empresarios, por lo que es importante mantener el monitoreo sobre la evolución de este tema.

 
Queda pendiente la parte más difícil, la fase 2, relacionada con los desafíos estructurales inherentes a la estrategia de desarrollo económico de China. Son varios temas, entre los más relevantes están los controles tecnológicos de exportación y la protección a los derechos de propiedad intelectual, temas en donde Estados Unidos ha dado muestra de no dar el brazo a torcer sobre cada uno de ellos.
 

Aunque se reconocen los avances, y se espera que por lo menos desde Estados Unidos no haya más movidas ante el año electoral al que se enfrenta el presidente Donald Trump, si hay una urgencia por comenzar las conversaciones que permitan llegar al acuerdo estructural que genere estabilidad y reglas claras en el comercio internacional.

 
Colombia, ante este escenario, se mantiene con las oportunidades abiertas dado que, por los beneficios del Tratado de Libre Comercio, nuestras exportaciones entran sin arancel a Estados Unidos. Sin embargo, es importante mantener en el radar esta situación y estar atentos a las declaraciones que den los delegados de China y Estados Unidos en la ceremonia de este miércoles en Washington.

 
De acuerdo con un análisis de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, los exportadores del país siguen teniendo oportunidades comerciales en 58% de productos de sectores de prendas de vestir, agroindustria y metalmecánica que tuvieron un incremento en los aranceles para ser exportados desde China hacia Estados Unidos.

 
Son 1.906 los productos en los que Colombia tiene un potencial importante para aprovechar en las exportaciones. Algunos de los más importantes, por sectores, son los siguientes:

 

  • En el sector textil y de confecciones son prendas y complementos de vestir para bebés, camisones y pijamas de algodón y/o fibras sintéticas, abrigos, impermeables, chaquetones, capas y artículos similares, trajes de lana o pelo fino y fajas, entre otros.

 

  • En agroindustria, aceite de algodón en bruto, azúcar y jarabe de maple; nueces de macadamia: con cáscara; café sin tostar y descafeinado, chicles y gomas de azúcar, salsas preparadas, condimentos y sazonadores; follaje, hojas, ramas y demás partes de plantas, sin flores ni capullos, y hierbas, musgos y líquenes, para ramos o adornos frescos.

 

  • En metalmecánica, productos laminados planos de hierro o acero: revestidos de aleaciones de aluminio y cinc; productos laminados planos de hierro o acero: estañados; tubos de los tipos utilizados para la extracción de petróleo o gas: soldados, de acero inoxidable, muelles (resortes) helicoidales: de hierro o acero; alfileres de gancho y bisutería, entre otros.