AmCham Colombia pide al Gobierno más respaldo financiero para las empresas, por la crisis del COVID-19



Durante la Asamblea Anual de Afiliados de la Cámara Colombo Americana, su directora  María Claudia Lacouture solicitó al presidente Iván Duque mayor apoyo para garantizar el empleo y la liquidez del sector empresarial ante la actual crisis económica.

Bogotá, 28 de abril de 2020 (AmCham Colombia).- “Si bien, el Estado hace bien en priorizar su ayuda a los más vulnerables, no puede perder de vista garantizar el empleo o los ingresos de tantas personas que viven de la gran empresa, dado que, la situación que enfrentan las compañías del país es cada vez más difícil y, como todos, necesitan respaldo financiero y facilidades más allá de las adoptadas, hasta ahora, por el Gobierno”.

Así se lo manifestó la directora ejecutiva de AmCham Colombia, María Claudia Lacouture, al presidente de la República, Iván Duque, durante la Asamblea General de Afiliados 2020 de la Cámara en la que participó el Jefe del Estado, y en la que la asociación también celebró sus 65 años de fundación.

La directora de la Cámara advirtió que, la difícil situación económica que están viviendo las compañías cada vez empeora, por lo que, la voluntad del empresariado de mantener el empleo a toda costa podría verse derrotada por un mal mayor, que se quiere evitar a toda costa, y que es la falta de liquidez.

Durante el evento, en el que participaron alrededor de 250 empresarios, de todos los sectores y que, por primera vez, se desarrolló de manera virtual, dada la coyuntura, Lacouture le expuso al primer mandatario varias propuestas que han nacido en el seno de la Cámara, enfocadas en seguir avanzando y, sobre todo, en prepararse para el mañana.

En materia de comercio exterior, hay consenso en que se debe trabajar en dos líneas, la primera, buscando un proceso de reactivación sectorial apalancado por la sustitución de importaciones donde Colombia tiene oportunidades competitivas; y la segunda, de cara a un cambio en el modelo económico de integración del país al comercio internacional.

De acuerdo con Lacouture, hace dos semanas la OMC publicó su pronóstico sobre el comercio internacional, según el cual, decrecerá este año entre un 13% y 32%, con una recuperación del 21% para el 2021. “Lo más interesante de esta previsión es que dicha recuperación se dará en productos y países distintos a los tradicionales, y es allí donde los nuevos conceptos de cadenas regionales, de valor o suministros, son la nueva oportunidad para Colombia”.

En el caso de Colombia, dado que los dos principales productos de exportación, el petróleo y el carbón, están siendo severamente afectados, y el turismo, también ha sufrido y seguirá teniendo un fuerte impacto; es indispensable impulsar el comercio electrónico con facilidades para exportar, de modo que permita aprovechar el potencial exportador en medio de la coyuntura de aislamiento preventivo.

Por otra parte, debido a la localización estratégica del país y a la gran capacidad del Aeropuerto El Dorado, puede convertirse en la capital de los centros de distribución de las grandes plataformas del comercio por internet y ello implicaría nuevas producciones de lo que sí se va a demandar, como centros de llamadas, centros de datos, farmacéuticos, facilidades de empaque y logística, y una activa estrategia de distribución internacional aérea; para lo cual es urgente adoptar la legislación internacional de comercio electrónico, aseguró la directiva. 

Otra de las oportunidades detectadas por AmCham Colombia es la acumulación de origen ya que, según Lacouture, en desarrollo de las buenas relaciones con Estados Unidos, se podría liderar la iniciativa del origen acumulativo para los países de América Latina que tengan vigente un acuerdo comercial con EE.UU. o, por lo menos, los de la Alianza del Pacífico.

“Mientras que un producto de una empresa norteamericana, manufacturada en China, puede contener entre el 5% y el 8% de materias primas de Estados Unidos; el mismo producto, fabricado en América Latina, puede absorber entre un 40% a 50% de materias primas norteamericanas”, señaló la directora de la Cámara.

Lacouture añadió que, el sector TIC necesita incentivos como la reducción de la tarifa de contraprestación y, en el sector farmacéutico, existe una gran preocupación por la posibilidad de una declaratoria de interés público que pudiera llevar a la suspensión del régimen de patentes en el país, con serias implicaciones para el cumplimiento de sus obligaciones internacionales. 

Adicionalmente, la directiva de AmCham propuso un trabajo público-privado, articulado por la Presidencia de la República, para generar una metodología de coordinación con la industria farmacéutica que permita avanzar en procesos de compras centralizadas de medicamentos, tanto para el COVID-19 como para otras patologías de tratamiento urgente.

Finalmente, Lacouture le reiteró al presidente Duque la voluntad y el compromiso, para seguir trabajando por el país, de sus 970 empresas afiliadas a nivel nacional, las cuales aportan cerca de 600 mil empleos formales en Colombia y el 18.6% del PIB.