Buen ritmo de inversión de EE.UU. en Colombia en peligro con medidas de la tributaria: AmCham Colombia




En el primer semestre de 2022, Estados Unidos se mantuvo como principal inversionista extranjero en Colombia gracias a la estabilidad política y confianza inversionista. La incertidumbre por las medidas que afectan a los inversionistas contempladas en la reforma tributaria representan un freno a este crecimiento en medio de la necesidad de contar con recursos para que la recuperación económica y la generación de empleo sea sostenible.

Bogotá, 18 de septiembre de 2022 (AmCham Colombia).- El ritmo de crecimiento de la inversión extranjera, en especial desde Estados Unidos, podría frenarse en los próximos meses si el buen ambiente de negocios cambia producto de la legislación que hay en curso en el Congreso de la República y que incluye tanto la reforma tributaria como los proyectos de ley que impactan la legislación laboral.

Así lo advirtió la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia,  al registrar que, de acuerdo con información del Banco de la República, en el primer semestre del año, anterior al comienzo del nuevo Gobierno, Estados Unidos fue el principal inversionista extranjero del país con recursos por US$2.653,8 millones, un aumento del 314% con el mismo período de 2021 cuando se registraron US$640,6 millones.

“Hoy la inversión de Estados Unidos en el país es el 27% del total, recursos que han llegado al país fruto del trabajo de años en el mejoramiento de las condiciones para la atracción de inversión y la promoción del país como destino estable y responsable en sus políticas económicas. Las señales que están recibiendo los inversionistas en las últimas semanas son confusas y llenas de incertidumbre, pues con las propuestas de la reforma tributaria se impacta directamente a las empresas y genera inquietudes sobre el futuro”, advirtió María Claudia Lacouture, presidenta de la Cámara de Comercio Colombo Americana.

Agregó que dentro del círculo empresarial se han suspendido procesos de inversión extranjera ante la incertidumbre que generan las propuestas de la tributaria, sumadas a los proyectos de ley que modifican las condiciones de contratación y horarios laborales que encarecerán la operación y afectarán puestos de trabajo actuales como nuevos.

“Dentro de los análisis de inversionistas ven cómo en la reforma tributaria de hace menos de dos años el sector empresarial fue el que más aportó y en 2022 de nuevo se verá impactado. Esto genera inquietudes en la comunidad internacional que hace cuentas y comparaciones con otros países que se vuelven más competitivos para la inversión extranjera”, dijo Lacouture.

Según un análisis de la firma Posse Herrera para AmCham Colombia sobre la propuesta de dividendos en la reforma constitucional “dependiendo de las tasas de tributación individual, se observa que para muchos inversionistas la tributación combinada efectiva en dividendos, después de descontar la retención en la fuente por dividendos estaría en rangos superiores al 50%. Esta doble tributación es altamente inconveniente para la competitividad tributaria de Colombia”.

La propuesta de mayores impuestos por ganancias ocasionales también afecta a la inversión extranjera. En este punto, la reforma propone cambios tanto para personas naturales como para sociedades. En el primer caso desaparece la tarifa única del 10% y en adelante “se aplicaría la misma tarifa individual de renta que corresponda al contribuyente persona natural de acuerdo con la tabla progresiva y marginal que les sea aplicable”.

Como ganancia ocasional se entienden los recursos que se reciban por la venta de activos fijos incluidas acciones, inmuebles, participación en sociedades y donaciones o herencias recibidas.

Para el caso de las personas jurídicas, la ganancia ocasional estaría gravada a la tarifa del 30%.

Así mismo, se limitan beneficios a empresas pues el proyecto de reforma tributaria aumenta los impuestos a las empresas al introducir cambios en la eliminación del descuento aplicable contra el impuesto de renta del ICA pagado durante el periodo gravable; eliminación de muchas rentas exentas y de algunas tarifas diferenciales;  limitación de deducciones especiales, exenciones e ingresos no constitutivos de renta de acuerdo con una fórmula que limita, algunos beneficios al 3% de la renta ordinaria.

“En la crisis global, los inversionistas buscan destinos competitivos, los cambios de reglas cada año o dos generan una incertidumbre que las empresas no se pueden dar el lujo de experimentar. Todos estos elementos se han puesto sobre la mesa tanto al Gobierno Nacional como a los congresistas encargados del trámite de la reforma y confiamos en que la ponencia que será radicada en los próximos días tenga en cuenta estas reflexiones pues al afectarse a las empresas se afecta el empleo y es esta la mejor herramienta de lucha contra la pobreza y la generación de ingresos para todos los colombianos”, expresó Lacouture.

Según datos recopilados por AmCham Colombia, en el país hay inversiones y negocios de 648 empresas de Estados Unidos que generan alrededor de 200 mil empleos directos y formales.