“Cumplir con las obligaciones tributarias es la mejor forma de contribuir en esta crisis”: director DIAN



El directivo, en diálogo con afiliados de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, indicó que el recaudo de impuestos de abril equivaldría a lo que se necesitaría invertir en camas e insumos adicionales para atender a contagiados por el coronavirus.

Bogotá, 20 de abril de 2020 (AmCham Colombia).- Durante un diálogo virtual con cerca de 400 empresarios, convocado por la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, para actualizarlos frente a los alivios tributarios que se han expedido recientemente por el Covid-19, el director de la DIAN, José Andrés Romero, hizo un llamado a las compañías sobre la necesidad de seguir contribuyendo con el pago de impuestos como mecanismo para financiar las obligaciones del Estado y cubrir la crisis por la actual emergencia.

“Ante la contingencia sanitaria y económica que estamos viviendo, la mejor forma de contribuir con el país y ser solidarios es cumpliendo con las obligaciones tributarias. Obviamente, entendemos que existen quienes no podrán pagar sus tributos y la invitación que les hacemos es a que, en el caso del impuesto de renta, presenten la declaración y les ofrecemos unos acuerdos de pago a 12 meses, que serán mucho más fáciles, ágiles y expeditos”, dijo el funcionario.

De acuerdo con Romero, la DIAN movió el calendario tributario y la obligación de preparar y presentar la declaración del impuesto sobre la renta quedó para el mes de junio; no obstante, se mantuvo igual el pago de las cuotas y el pago de la sobretasa del sector financiero.

El funcionario indicó que, tras hacer un análisis de las 550.000 empresas que son declarantes del impuesto sobre la renta, alrededor de 200.000 tienen un saldo a pagar y, de estas, 10.000 empresas generan el 95% del recaudo, de manera que, el recaudo del mes de abril, de la primera cuota de impuesto sobre la renta, representa alrededor de 5.6 billones de pesos y eso, justamente, es lo que habría que invertir en las camas adicionales para poder atender a las personas que se podrían enfermar por el Covid-19.

“Todas las propuestas que nos hacen los empresarios como diferimientos, auxilios, cuotas sin intereses, posposición de pagos, entre otras, las proponemos al Ministerio de
Hacienda, pero al evaluarlas vemos que algunas de esas decisiones no son favorables porque en el país estamos necesitando los recursos y no se pueden sacrificar esas fuentes de ingreso”, explicó Romero, y añadió que, se están tramitando unas fuentes de endeudamiento externo, pero estas requieren un proceso de negociación para que esos recursos puedan llegar, por lo que, el Gobierno necesita seguir teniendo ingresos para financiar su funcionamiento, así como la crisis generada por esta contingencia.

El funcionario agregó que, en Latinoamérica ningún país ha postergado el pago generalizado de impuestos porque están en una situación similar a la de Colombia y que, si bien, en medio de la crisis hay sectores del país que están totalmente paralizados; algunos se mantienen bien e incluso mejor que antes de la contingencia, y otros están afectados pero siguen funcionando; por lo que, desde la perspectiva de la responsabilidad del Estado, no se pueden tomar decisiones generalizadas frente a toda la economía.

Dentro de los alivios que está ofreciendo la DIAN al empresariado para afrontar la crisis, Romero señaló que, el pasado 10 de abril se expidió el Decreto 535 de 2020, mediante el cual se adoptan medidas para establecer un procedimiento abreviado de devolución de saldos a favor de los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, y del IVA; con el cual se busca que las compañías afectadas por el Covid-19 tengan un mayor flujo de caja y liquidez para que puedan cumplir con sus obligaciones.

“Este beneficio pueden solicitarlo de forma fácil desde la página web de la DIAN, solo requieren diligenciar un formulario digital y, automáticamente, queda radicada la solicitud de devolución, a partir de ese momento, en los 15 días siguientes le estarán devolviendo los recursos de los saldos a favor a la empresa”, indicó Romero, quien enfatizó en que la norma estará vigente durante la emergencia sanitaria.

Adicionalmente, se establecieron unos beneficios a través del Decreto 560 de 2020, en el que se adoptan medidas transitorias especiales en materia de procesos de insolvencia, y que fue diseñado para salvar, con varios auxilios, a empresas fuertemente golpeadas por el Covid-19. Las compañías que se acojan a este mecanismo no estarán sometidas a retención o autorretención en la fuente, serán exoneradas de pagar el anticipo del impuesto sobre la renta de 2020 y tampoco estarán obligadas a liquidar la renta presuntiva. “Esta norma también establece una retención en la fuente dividida del 50% para que sean los clientes, de estas empresas, los que asuman la situación de caja del IVA”, puntualizó Romero.