Diversidad, equidad e inclusión: más que un buen negocio




Durante un conversatorio organizado por AmCham Colombia, líderes de Google, Ecopetrol, Schneider Electric, General Motors y PepsiCo dieron a conocer los retos y oportunidades que les ha representado el desarrollo de políticas diversas e inclusivas en sus compañías. 

Bogotá, 30 de junio de 2021 (AmCham Colombia).-La diversidad, equidad e inclusión cada vez son más críticas para la sostenibilidad de los negocios, ya que se ha evidenciado que adoptar políticas de este tipo no solo representa beneficios para la fuerza laboral, sino también incrementa la productividad, competitividad y rentabilidad de las empresas.    

En esto coincidieron líderes de Google, Ecopetrol, Schneider Electric, General Motors y PepsiCo durante el conversatorio “Inclusión y diversidad: el camino hacia la igualdad de derechos”, organizado por la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, en el marco de la celebración del Mes del Orgullo LGBT.  

De acuerdo con Santiago Ángel, director de Gobierno, Comunicaciones y CSR de General Motors, la diversidad es un buen negocio a nivel organizacional y del talento humano, pero también en materia de mercadeo y ventas. “Es muy importante tener políticas de diversidad e inclusión porque hoy en día estos temas son tenidos en cuenta por los consumidores a la hora de escoger sus productos, representan compañías más rentables y, desde todo punto de vista, es un gana-gana que sin duda alguna llegó para quedarse”.    

Ángel agregó que, las empresas deben escuchar, entender y aprovechar el talento de sus grupos de diversidad porque además de contribuir internamente, también son claves para el desarrollo de estrategias comerciales, investigación de mercados, creación de productos y para entender qué está pidiendo el cliente actual en esta materia e incluirlo en su oferta de valor. 

En este sentido, Francy Ramírez, vicepresidente Regional Andina Oriente y líder de Diversidad e Inclusión de Ecopetrol, señaló que la diversidad también es una manera de que las empresas se mantengan vigentes, de ahí la importancia de promoverla en toda la cadena de valor. “Ser diversos no solo es importante, es necesario y representa una ventaja diferenciadora que facilita la gestión de los negocios. Una compañía diversa e incluyente puede atraer, retener y desarrollar mejor talento humano; tener en su cadena a las mejores empresas aliadas y contratistas que, a su vez, la representen; así como relacionarse mejor con sus comunidades y grupos de interés”. 

Vea el conversatorio “Inclusión y diversidad: el camino hacia la igualdad de derechos” aquí:

Algunos retos 

En el caso de las compañías con operaciones internacionales, es importante además que sus políticas de diversidad tengan una visión global, sean transversales y se adapten a los países donde tienen presencia, lo que puede convertirse en un verdadero reto. 

“Uno de los desafíos que tenemos en Google en términos de reclutamiento, por ejemplo, es incluir talento que no están directamente relacionados con nuestra industria porque tenemos retos sistémicos de inclusión en la educación, el trabajo, las ubicaciones geográficas, en la estructura social e incluso en temas relacionados al bilingüismo, por lo que, lograr trascender esas barreras para atraer el mejor talento es un objetivo que nos hace ir más allá, nos implica trabajar más de cerca con las universidades, con comunidades de menor representación o que se encuentran fuera, la capacitación en un segundo y tercer idioma, y el desarrollo de estrategias de inclusión eficientes”, explicó Mónica Gómez, Head of Agencies Colombia, Central America & the Caribbean de Google. 

Por su parte, Carolina Cárdenas, gerente de Desarrollo Organizacional Región Andina de PepsiCo, señaló que es fundamental contar con políticas de inclusión que no se queden en el papel, sino que realmente hagan parte de los objetivos del negocio, así como capacitar permanentemente en estos temas a la fuerza laboral.   

“Hay que seguir trabajando en educar a nuestro talento humano porque muchas veces tenemos la política y hacemos esta manifestación de ser diversos, equitativos e incluyentes, pero no lo llevamos a la acción y esto sucede porque hay desconocimiento, entonces, debemos capacitar constantemente a nuestros colaboradores y asegurarnos de que sí están teniendo las herramientas para que puedan tener participación activa en estos escenarios”, expresó Cárdenas.     

Carolina Vargas, directora de Recursos Humanos para el Clúster Andino de Schneider Electric Systems Colombia, coincide en que la educación es la base. “La capacitación y formación permanente, especialmente, en los líderes y equipos de selección es clave porque también nos permite identificar sesgos o paradigmas que pueda tener cada uno de ellos. Por otro lado, debemos fomentar una cultura donde las personas se sientan realmente valoradas, únicas y puedan contribuir desde sus capacidades sin que se genere ningún tipo de rechazo o discriminación, y sientan que el ambiente laboral es equitativo”.     

También puede leer:

Empresas con políticas de diversidad e inclusión aumentan en productividad en 30% y satisfacción del cliente en 40% https://amchamcolombia.co/es/noticias-colombia/empresas-con-politicas-de-diversidad-e-inclusion-aumentan-en-productividad/