“El Encuentro Empresarial en Cúcuta es un importante primer paso”: Amcham Colombia




Bogotá, 18 de agosto de 2022 (AmCham Colombia).- La siguiente es la declaración de María Claudia Lacouture, presidenta de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, durante el encuentro “Acuerdo de la Frontera” que se llevó a cabo en Cúcuta.

“Hoy llegamos a la frontera con renovadas expectativas, después de más de una década de continuo alejamiento y tensiones. Esta apertura nos permitirá comenzar el proceso de recuperación y formalización que hacen falta para que la extensa zona limítrofe vuelva a tener su histórica fuerza viva y la compenetración entre sus habitantes.

Es muy positivo saber que ya fueron nombrados embajadores en ambos países, representantes que tienen el absoluto respaldo de sus presidentes, lo cual permite augurar que pronto tendremos una actividad comercial importante, acompañada de la coordinación política y de seguridad, para lo cual serán articuladas las fuerzas armadas de ambas naciones.

Tenemos que abrir pensando en la gente, en lo social, por eso la importancia de reabrir prontamente los consulados, que los venezolanos en Colombia tengan el soporte de su Gobierno y los colombianos tengan de nuevo la asistencia de sus autoridades diplomáticas.

Para la reactivación del comercio hay que activar también los mecanismos de comercio justo y de libre competencia, los mecanismos para la solución de conflictos, dar incentivos a la inversión y dar un marco jurídico a los beneficios arancelarios. 

La interrupción del comercio hace necesario que hagamos un inventario productivo e identifiquemos las complementariedades, así como la posibilidad de proyectos conjuntos que ayuden a la integración con otras naciones.

Hay que construir sobre lo construido en la historia de la relación binacional y hoy estamos aquí para pensar el futuro, y ese futuro nos reta a cada uno de nosotros a contribuir a la búsqueda de soluciones rápidas y certeras, a consolidar una relación fuerte y duradera, una relación que esté a prueba de las discrepancias políticas.

Un encuentro de autoridades y de empresarios es un buen comienzo, un primer paso en la dirección correcta, aunque hay que trabajar desde el sector público y privado, unidos para lograr nuevamente a un fluido comercio entre los dos países.

Para los departamentos fronterizos son noticias alentadoras. No obstante, algunos temas a tener en cuenta.

1. Establecer cimientos basados en la institucionalidad de cada país, que generen confianza y garantías

2. Un gana-gana para los empresarios y por ende para el desarrollo económico sostenible de los dos países.

3. Entender el mercado venezolano, su nuevo consumidor y necesidades.

4. Mantener los ejercicios de diversificación y productividad para evitar que más adelante o por alguna coyuntura, otra vez surjan dificultades: nunca es bueno depender de un solo cliente.

Es fundamental una política regional de desarrollo de productos locales que tengan alta sofisticación y componentes tecnológicos. Este debería ser nuestro punto de partida”

DATOS DE CONTEXTO RELACIÓN BILATERAL Y OPORTUNIDADES DE NEGOCIOS

  1. Las exportaciones colombianas hacia Venezuela en 2021 se registraron en US$ 331,1 millones, una reducción de 76,7% frente al 2010 cuando fueron de US$ 1.422,8 millones.
  2. Las ventas hacia ese país representaron, el año pasado, el 1% del total siendo el destino 24 de exportaciones colombianas. En 2010 hacia parte del top 10 y consolidaba el 4%.
  3. El punto más alto comercializado con ese país se alcanzó en 2008 que fue de US$ 6.070,8 millones.
  4. Hacia adelante, con el nuevo gobierno y la intención de volver a abrir el comercio bilateral, existe una oportunidad de más de US$ 2.200 millones en promedio en comercialización de productos y hasta un mercado de casi US$ 7 mil millones.
  5. A pesar de la reducción de los flujos de ventas colombianas hacia Venezuela, la canasta exportadora se ha mantenido estable en términos de productos comercializados.
  6. Entre los que destacan los sectores de plásticos; confitería; industria alimentaria y entre ellos aceite de palma, soja, leche en polvo y harina de trigo; insumos de maquinaria eléctrica; medicamentos; y productos químicos como abonos.
  7. El promedio de exportación en 2021 fue de US$ 11,2 millones; en 2011 fue de US$ 20,9 millones y en 2010 fue de US$ 11,4 millones. En el primer semestre de este año se ha dado una recuperación importante de los flujos en un 125,6% al pasar de US$ 126 millones entre enero y junio de 2021 a US$ 284,3 millones en el mismo periodo de este año.
  8. En lo corrido del año, el top 10 en su conjunto ha mostrado niveles de crecimiento comparado el mismo periodo del año pasado.
  9. Por orden de cuantía destacan: bombones, caramelos y confites (+206,7%); polipropileno (+36,2%); abonos minerales químicos con N, P, K (+397,6%); aceites de palma y sus fracciones (+155,1%); aceites de soja sin modificar químicamente (+99%); mezclas de grasas o aceites animales o vegetales (+399.334,7%); acumuladores eléctricos de plomo para arranque de motores (+50,7%); pañales para bebés de pasta de papel (+168,6%); copolímeros de propileno (+63,8%); y ácidos alquilbenceno sulfónicos lineales, que fue nueva exportación por US$ 4,1 millones.

Oportunidades para Colombia

  1. La diversificación de la canasta exportadora de Colombia en la última década abre oportunidades para la venta de todo un abanico de productos tanto de sectores agrícola como de manufacturas. Bienes transformados, agrícolas o agroindustriales en el primer caso, como diferentes tipos de café, aguacate, frutas frescas o con preparación, confitería e insumos, diferentes variedades de pescados, especies variadas de flores. E insumos intermedios y terminados para el segundo, como autopartes, plásticos y sus manufacturas, papel y cartón, insumos de la industria aeronáutica, material eléctrico, bienes de hierro o acero, textiles y confecciones, metales comunes, medicamentos, entre otros.
  2. De acuerdo con la información disponible (año 2018), de ese país, del Instituto Nacional de Estadística, INE, Venezuela, históricamente, importa del mundo, por sectores, maquinaria y material eléctrico, productos químicos, agrícola, industriales alimenticias y tabaco, metales comunes, y plástico y manufactura. Por lo que, dadas las condiciones, el desarrollo de la industria colombiana y la similitud en consumo y cultura existen oportunidades importantes para generar intercambio.
  3. Por productos destacan:
    1. Aceites de petróleo, de mineral bituminoso.
    2. Aceite de soja.
    3. Tortas y demás desperdicios sólidos de la extracción de aceite de soja.
    4. Maíz.
    5. Trigo y morcajo.
    6. Medicamentos mezclados para uso terapéutico.
    7. Pastas alimenticias sin cocer, rellenar ni preparar.
    8. Celulares.
    9. Arroz semiblanqueado o blanqueado, pulido o glaseado.
    10. Arroz con cáscara.
    11. Azúcar de caña químicamente pura en estado sólido.
    12. Preparaciones alimenticias.
    13. Teléfonos de auricular inalámbrico con micrófono.
    14. Transformadores de dieléctrico líquido de potencia superior a 10.000 kva.
    15. Azúcar de caña en bruto, en estado sólido, sin adición de aromatizante.