El uso efectivo de las tecnologías es primordial para la equidad Latinoamérica




María Juliana Ruíz, Primera Dama de Colombia hizo un llamado a las mujeres a jugar un papel importante en la reactivación económica.

Bogotá, 13 de abril de 2021 (AmCham Colombia).- Con un llamado a las mujeres a asumir el uso de las tecnologías que se ha potenciado en medio de la pandemia y jugar un papel importante en la reactivación económica y la sostenibilidad, la primera dama de la Nación, María Juliana Ruiz, hizo su intervención en la Cumbre Empresarial de Liderazgo Femenino y Transformación Digital organizada por AmCham Colombia y Google.

La coyuntura de crisis representa una gran oportunidad y abre un escenario para disminuir las brechas, por lo que también es el momento de que las mujeres estén más actualizadas y capacitadas frente a las exigencias que el mundo está reclamando.

La Primera Dama resaltó que se hace esencial reconocer la oportunidad que tienen hoy en día las mujeres, a quienes invitó hacer más visibles sus capacidades, sus habilidades y el talante que tienen “para salir adelante, con creatividad, con ingenio, con resiliencia, disposición y con pensamiento colectivo”.

“En el caso de Colombia, en el último año dimos un salto equiparable casi a 6 años de trabajo si no hubiéramos tenido pandemia, y eso es un motivo suficiente para pensar que ahí están las oportunidades para las mujeres y las oportunidades de progreso”.

Aseguró que es fundamental que las niñas y las mujeres entiendan que no hay limitantes para acceder a programas de capacitación y apropiarse de los conocimientos y lograr instaurar en la conciencia colectiva el hecho de que ser mujer no es ninguna barrera sino una oportunidad que engrandece el equilibrio de la sociedad.

Como parte del conversatorio la periodista y escritora Claudia Palacios expuso su visión en cuanto a desigualdad de género y explicó se está desperdiciando el talento de las mujeres, toda vez que en América latina y el caribe es mayor el número de mujeres que se gradúan en la universidad, y paradójicamente el desempleo en el sector femenino es mayor. 

Citó cifras de la CEPAL según las cuales la remuneración de los hombres es entre un 12 y 20 % más que las mujeres y un 28,5 % de estas no cuenta con ningún ingreso, a pesar de que 11 % más que los hombres se gradúan en la universidad, por lo que concluye que en temas de equidad “estamos muy quedados”, puntualizó.