Elementos  que ALIADAS recomienda revisar en la discusión del salario mínimo




El complicado escenario externo, los costos laborales de las empresas, los proyectos de reforma laboral en el Congreso, el aumento de los precios con el incremento del salario mínimo, la devaluación del peso y la generación de empleo formal, deben ser determinantes en el incremento del salario para el próximo año.

Bogotá, 29 de noviembre de 2022. (@AliadasAlianza). – ALIADAS, la alianza de 39 gremios y asociaciones empresariales, que agrupa a 7.000 empresas y genera 5 millones de empleos formales, le solicita al Gobierno nacional, a los gremios y a los sindicatos una concertación que tenga en cuenta elementos determinantes de la economía, que afectan la estructura de costos para la generación de empleo en las empresas agremiadas de diversos sectores.

Hay un propósito que nos une que es Colombia y por Colombia debemos lograr establecer un equilibrio en las variables que pueden afectar de manera negativa el crecimiento económico y por ende el bienestar de los colombianos, en un contexto nacional e internacional de incertidumbre, y que estima un 2023 con grandes retos. 

Uno de los principios que defiende ALIADAS, desde su creación como alianza que reúne a gremios especializados y diversos, es la generación de empleo formal, por lo que un alza desproporcionada del salario afectaría la productividad de las empresas, expulsaría de la formalidad a muchos trabajadores y aumentaría la informalidad generando más inequidad y desigualdad.

Para ALIADAS la determinación del salario mínimo para el próximo año debe tener en cuenta:

1. Un contexto macroeconómico complicado tanto externo como interno, con inflación alta, tasas de interés en aumento y temores de una recesión mundial, combinado con una perspectiva de crecimiento del país entre 0 % y 2 %, devaluación del peso, entre otros.  Para Colombia podría causar un impacto negativo en varios sectores y amenazar logros sociales ganados y la perspectiva de una mejor Nación como lo propone el actual Gobierno.

2. La existencia de diferentes estructuras de costos entre los sectores económicos; la afectación en aquellos en que la participación de la mano de obra en sus actividades es relevante en sus costos operativos son precisamente los mayores generadores de empleo. Pero, además en otros que por sus características desarrollan sus actividades en horarios diferentes, como el comercio, los restaurantes y el entretenimiento.

3. Existen proyectos de ley en el Congreso que reducen la jornada diurna a las seis de la tarde, también se aumenta el recargo de dominicales y festivos a un 100%, lo que impactaría directamente los costos laborales, de ser aprobados.  A esto se suma el anuncio del Gobierno nacional de una reforma laboral que presionará los costos de producción y operación. Adicionalmente, a partir de junio del próximo año, la jornada laboral se reduce en una hora, a 47 horas semanales.

4. Otros elementos determinantes de la economía establecen sus aumentos según el incremento del salario mínimo como son: servicios, seguros, trámites, multas, entre otros, lo cual contribuiría a expandir la inflación y podría golpear el crecimiento de la economía en los primeros meses del año, afectando la salud financiera de las empresas. 5. Un incremento del salario mínimo superior a la inflación generará brechas entre el mercado formal e informal de trabajo porque será más costoso contratar mano de obra, y seguramente hará más difícil disminuir la informalidad laboral. Adicionalmente menos trabajo formal requerirá de un mayor esfuerzo fiscal del gobierno en salud y en pensiones, para atender a los informales en el régimen subsidiado, y en largo plazo a los que no lograron cotizar para obtener su pensión