Es momento de repensar las relaciones entre los países de América Latina para reencontrar el crecimiento”: Presidente del BID



El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, indicó que la organización desembolsará más de US$ 15.000 millones a los gobiernos del continente para la lucha contra el covid 19.

Bogotá, 28 de abril de 2020 (AmCham Colombia). – Con el fin de apoyar a los países de América Latina, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), brindará las más altas ayudas económicas, en toda su historia, para créditos soberanos que estarán dirigidos a diferentes prioridades, entre ellas: la emergencia sanitaria; la innovación en torno al virus; los empleos informales; y créditos de comercio; así lo destacó Luis Alberto Moreno, presidente del BID en la celebración de la Asamblea Virtual General de los 65 años de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia.

El funcionario señaló, en ese orden, que los montos de los créditos dirigidos a la emergencia sanitaria están haciendo posible la adquisición de materiales médicos y que se han obtenido 58 millones de artículos de protección; 10 millones de tapabocas; más de 400 mil pruebas para detectar el virus; y más de 1600 respiradores.

Por el lado de la innovación, Moreno señaló que con BID Invest “estamos poniendo a disposición de los países US$ 7.000 millones, de los cuales US$ 500 millones los estamos dedicando, exclusivamente, para toda la innovación que alrededor de covid 19 se pueda estar generando, hemos visto casos como en Colombia, Brasil, Chile, o en México, en donde se han adaptado distintos procesos de manufactura para producir respiradores a distintos niveles de costo, muchos de los cuales se han realizado en fábricas automotrices que han rediseñado los sistemas de producción”.

En otro escenario, de la mano del brazo privado del BID, están empleando los sistemas de factoraje que permiten darle liquidez a las cadenas de valor, ya que es una manera de descontar facturas de compras que realizan las empresas permitiéndoles mantener los empleos.

Los empleos informales, por su parte, generan preocupación por lo que el reto es brindar apoyo y ayuda a todas las familias que trabajan de esta manera, y en este sentido, están trabajando de la mano con los programas de ‘Familias en Acción’ en cada uno de los países de la región.

Por último, los créditos de comercio que se están aprobando para América Latina, “buscan evitar que los problemas de liquidez se vuelvan problemas de insolvencia, para lo cual estamos aumentando en cerca de US$ 2.000 millones [en estos créditos], para que las instituciones financieras puedan acceder a créditos para las pequeñas y medianas empresas”. Por este motivo, alrededor de US$ 100 mil millones han sido desembolsados a los mercados emergentes en las últimas seis semanas, afirmó el presidente del BID.

Asimismo, el funcionario envío un mensaje instando a los gremios empresariales a repensar y rescatar nuevas ideas, que por muchos años y por tendencias políticas no se habían dado, para construir reformas que serán centrales para volver a prender las economías, pero, sobre todo, para reencontrar el crecimiento.

“Es momento de dejar de pensar en ‘Hecho en América’ para empezar a pensar en ‘Hecho en las Américas’; es una enorme oportunidad para América Latina, y también para Colombia, para ver cómo reorientar totalmente nuestra producción en ese frente y empezar a diversificar los bienes objeto de exportación, que, en muchos casos, es de productos primarios, la gente tiene escepticismo por la globalización, pero no por la integración de América Latina”, añadió Moreno.

En este sentido, María Claudia Lacouture, directora ejecutiva de AmCham Colombia, señaló que toda la convulsión que se vive actualmente está abriendo el camino para que Colombia realice un cambio en su modelo de integración en el comercio internacional y diversifique su cadena de valor.