Estos son algunos de los jóvenes que se han beneficiado del programa Empleo Hay de AmCham Colombia




Al menos 250 jóvenes colombianos, con y sin condición de discapacidad, han completado programas de formación laboral y han obtenido un empleo formal a través de este programa que es ejecutado por AmCham Colombia con apoyo de APC Colombia y recursos donados por la Fundación Howard G. Buffett. 2.811 jóvenes están en programas de formación en bilingüismo, programas de formación y labores administrativas y se han desembolsado cerca de 700 millones de pesos en incentivos económicos para que los jóvenes no se retiren.

Bogotá, de 3 de agosto de 2022 (AmCham Colombia).- Formarse profesionalmente en culinaria para ingresar al mundo laboral y a futuro crear su propio emprendimiento es el sueño de Cristian Galindo, un joven sordo de 28 años a quien su condición de discapacidad le ha impedido emplearse, pero que no pierde las ganas de aprender sobre cocina y luchar por un mejor futuro para él y su familia.    

Tras la muerte de su padre, su hogar quedó conformado por su madre, su padrastro y cinco hermanos con quienes, desde noviembre del año pasado, Cristian tiene un negocio de venta de plátanos que, además del sustento para su familia, le ha permitido desarrollar experiencia laboral, ya que nunca ha trabajado en una empresa. 

Sin embargo, el sueño de este joven ya se está haciendo realidad gracias al programa ‘Empleo Hay’, ejecutado por la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham Colombia) con apoyo de la Agencia Presidencial de la Cooperación Internacional (APC Colombia) y recursos donados por la Fundación Howard G. Buffett, que no solo le brindó un proceso de formación laboral, sino también lo ayudará a obtener su primer trabajo formal en una reconocida cadena bogotana de hamburguesas.  

“Es la primera vez que participo en un programa como este en el cual nos dan capacitación sobre, por ejemplo, cómo hacer una hamburguesa de una manera más detallada, cómo es el procedimiento en cuanto al manejo de las carnes y, también, cómo podemos desempeñarnos en el servicio al cliente”, explica Cristian mediante la lengua de señas con la cual se comunica.  

Añade que “esta ha sido una experiencia muy interesante porque adquirimos conocimientos importantes y nos ha ayudado a ser positivos, a no pensar en que “no puedo hacerlo”, sino que, verdaderamente, puedo llegar a desarrollarme a futuro”. 

El programa ‘Empleo Hay’ brinda oportunidades laborales para jóvenes entre los 18 y 28 años de Bogotá, Cali, Medellín y Cartagena que, como Cristian, se encuentran en situación de desventaja, contribuyendo así a cerrar las brechas de empleabilidad en esta población a través del fortalecimiento de competencias y capacitación técnica orientada a los diferentes sectores económicos. 

“Con los conocimientos que obtuve en el Programa, la idea ahora es ingresar a trabajar en Sierra Nevada, poder conocer sus diferentes sucursales y sé que esto va a ser un cambio grande para mi vida que me va a ayudar muchísimo a futuro”, sostiene Cristian con mucha emoción y agrega que, “las metas que me he propuesto es trabajar en esta empresa para ahorrar dinero y, ya teniendo la experiencia, poder crear más adelante un emprendimiento”.   

Sierra Nevada es una reconocida cadena de restaurantes de Bogotá, especializada en la venta hamburguesas y malteadas artesanales, que hace parte del grupo de empresas que se han vinculado a ‘Empleo Hay’ con el fin de contratar a jóvenes del país mediante el apoyo que les brinda este programa en el reclutamiento y selección de talento humano cualificado y pertinente para sus necesidades laborales.  

Del mismo modo que Cristian, Karen Rodríguez es otra de las jóvenes que, a sus 26 años, está accediendo por primera vez a una oportunidad laboral gracias al programa ‘Empleo Hay’, ya que su discapacidad auditiva también le ha impedido emplearse.  

“Antes de ingresar a este programa estudié como dos años en el SENA, pero no había trabajo para mí, pasé hojas de vida y no fue posible, no me contrataron; sin embargo, seguía enforzándome. Luego, un amigo que también es sordo me habló de ‘Empleo Hay’, entonces, ingresé, postulé mi hoja de vida y, gracias al Programa, esta es la primera oportunidad laboral que tengo”, sostiene Karen.

Para esta joven, quien tampoco había participado antes en este tipo de iniciativas, “ha sido una experiencia muy importante porque me ha dado la oportunidad de aprender, de formarme, de compartir con otros chicos con mi misma discapacidad, por eso, agradezco al programa ‘Empleo Hay’ y a Sierra Nevada porque, realmente, es una gran oportunidad de aprendizaje”. 

Karen agrega que el Programa también le ha permitido compartir y aprender no solo con personas sordas como ella, sino también con oyentes “Ha sido muy interesante porque hemos compartido señas, nos corregimos y nos hemos formado con los profesores, las intérpretes; todo el proceso me ha gustado mucho y ha sido muy bonito”. 

Y es que, si bien, el programa ‘Empleo Hay’ tiene como uno de sus principales componentes la inclusión laboral, no solo apoya a jóvenes en situación de discapacidad. Juan Esteban Luengas, por ejemplo, a sus 19 años es uno de los beneficiarios más jóvenes del Programa, pero, a diferencia de Cristian y Karen, no tiene ninguna limitación física.    

“Mi experiencia participando en este programa ha sido muy divertida, es la primera vez que tengo una interacción así de cercana con personas sordas. En cuanto a la formación, yo tenía unos pocos conocimientos básicos sobre cocina, pero aquí pude aprender muchísimo más sobre temas como la preparación y manipulación de alimentos, la higiene y el servicio al cliente, además del aprendizaje sobre la lengua de señas que ha sido algo novedoso para mí”, señala Juan Esteban.

Antes de ingresar al programa ‘Empleo Hay’, este joven, que cuenta con el bachillerato básico, realizó algunos cursos de cocina básica en el SENA que no pudo poner en práctica, ya que el único lugar donde se empleó fue en una empresa agrícola dedicada al cultivo de rosas en la que solo pudo trabajar durante un mes porque fue un empleo temporal.  

“Gracias a los conocimientos que he adquirido en este programa, mis expectativas son formarme muy bien en el área de la cocina y, también, que me pueda comunicar mejor en la lengua de señas con cualquier persona sorda que me pueda encontrar por la vida”, sostiene Juan Esteban. 

A los jóvenes desempleados, Juan Esteban los invita a tener mucha paciencia y seguir buscando trabajo apoyándose de iniciativas como ‘Empleo Hay’. “En algún momento les va a llegar la oportunidad como a mí me llegó; yo, después de trabajar en esos rosales, estuve esperando como tres o cuatro meses hasta que ingresé a este Programa en el que pude capacitarme y, gracias a ello, conseguir trabajo”.  

Añadió que iniciativas como ‘Empleo Hay’ son importantes porque muchas empresas requieren personal y, pese a que algunas abren la posibilidad de contratar a personas sin experiencia, “luego no están preparadas para capacitarlas mientras trabajan, así que este tipo de programas son muy útiles para los jóvenes que, al no haber tenido ningún tipo de experiencia laboral ni nadie que nos capacite, se nos hace muy difícil poder conseguir un trabajo”.  

De acuerdo con María Claudia Lacouture, directora ejecutiva de AmCham Colombia, en el marco del programa ‘Empleo Hay’ al menos 150 jóvenes del país han completado programas de formación en herramientas ofimáticas y ya han sido vinculados laboralmente. Asimismo, actualmente 1.800 jóvenes se están capacitando para responder a las necesidades de las empresas en bilingüismo. 

“El balance de este programa ha sido muy positivo, tanto en la capacitación y vinculación laboral que les hemos brindado a los jóvenes participantes como en el apoyo que hemos recibido por parte del sector empresarial. Es así como, a la fecha, un total de 6.552 jóvenes colombianos están mejorando su perfil laboral y 40 empresas multisectoriales están gestionando la contratación de nuevos talentos gracias a esta iniciativa”, destacó Lacouture.