Estos son los cambios que se proponen para el régimen de Zonas Francas




En diálogo con AmCham Colombia, el viceministro de Desarrollo Empresarial, Saúl Pineda, anunció algunas de las novedades que contempla el nuevo decreto de zonas francas como la ampliación del alcance para la utilización del régimen, el fortalecimiento del e-commerce y la creación de un comité consultivo. 

Bogotá, 27 de noviembre de 2020 (AmCham Colombia).- El viceministro de Desarrollo Empresarial del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Saúl Pineda, dio a conocer los principales cambios del Proyecto de Decreto de Zonas Francas 4.0, que busca consolidar este régimen como un modelo de atracción de inversión extranjera directa, generación de empleo y reactivación económica sostenible. 

“Es importante aclarar que, esta no es una derogatoria del Decreto 2147 de 2016, sino unas modificaciones que consideramos pertinentes en la actual coyuntura y en nuestro objetivo de fortalecer las zonas francas como instrumento de reactivación, pero también de repotenciación de la economía en el mediano y largo plazo”, señaló el Viceministro de Desarrollo en conversación con empresarios de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia.  

Ampliación del alcance para la utilización del régimen 

En primer lugar, este proyecto de decreto le apunta a que nuevos sectores pueden acceder a las Zonas Francas Permanentes Especiales (ZFPE) agroindustriales. “Antes se contaban con los dedos de una mano los sectores que estaban habilitados para generar zonas francas, como los lácteos, las frutas, el café y los biocombustibles; ahora, estamos extendiendo la posibilidad de que existan ZFPE en todos los sectores de la agroindustria y en todas las regiones del país”, explicó el Viceministro Pineda. 

También le apuesta a un régimen franco no solamente para los puertos del país sino, también, para concesiones aeroportuarias y férreas. Asimismo, se contemplan prórrogas de hasta 30 años para las Zonas Francas Permanentes (ZFP) y las Zonas Francas Permanentes Especiales (ZFPE). 

Promoción de la economía 4.0 

A través de este proyecto de decreto también se busca promover la economía 4.0 mediante la incorporación de las nuevas tecnologías dentro de las zonas francas para consolidarlas como un instrumento de atracción de inversión y de impulso a las exportaciones.  

Para ello, contempla el reconocimiento de activos intangibles como inversión; la posibilidad de realizar ventas al detal para el comercio electrónico en las zonas francas; la posibilidad de realizar trabajo a distancia para trabajadores de usuarios de servicios, que ya se había habilitado por la coyuntura del covid-19 y ahora se extiende en el nuevo decreto; y la reducción de compromisos de inversión para exportaciones de servicios.  

El conversatorio completo con el Viceministro de Desarrollo se puede ver aquí

Reducción de tiempos y requisitos 

Frente a la flexibilización del régimen, se destacan varios elementos como la reducción de los requisitos de inversión para la declaratoria y prórroga de zonas francas en la menos un 18,5%, según sectores; la reducción en número de requisitos en al menos 30%; la reducción del tiempo de declaratoria de 12 a 6 meses; y la acreditación de compromisos de inversión a partir de la solicitud (máximo en 20%).  

En cuanto a los requisitos de empleo, el Viceministro aclaró que, “si bien, este proyecto de decreto avanza en la moderación de los criterios de inversión, se mantienen los requisitos de empleo por tipos de zonas francas y actividades que estaban contemplados en el Decreto 2147”. Y agrego que, los cambios contemplados en este nuevo decreto no necesariamente son con los que va a ser finalmente sancionado, por lo que, el sector privado puede dar sus comentarios hasta el próximo 4 de diciembre. 

Creación de un comité consultivo  

De otro lado, el proyecto de decreto contempla la creación de un Comité Consultivo de Zonas Francas dentro del Sistema Nacional de Competitividad e Innovación, que estaría conformado por los gremios representativos de las zonas francas, empresarios del sector, instituciones de promoción de la inversión y la academia con el fin que aporten en la consolidación de oportunidades de mejora del régimen.  

“Aunque algunos quisieron que convirtiéramos la Comisión Intersectorial en ese Comité, no optamos por esa opción porque queremos fortalecer la toma de decisiones en materia de políticas públicas y, como ocurre en distintos países del mundo, debemos considerar órganos consultivos que nos orientaren sobre cómo volver estos instrumentos más agiles y evitar que los funcionarios del Gobierno terminémonos convirtiéndonos en parte de las juntas directivas de las zonas francas y tomando decisiones que le corresponden es al sector privado”, puntualizó el funcionario.