Expertos insisten en el impacto a la competitividad empresarial con la reforma tributaria 




En el Comité Tributario de AmCham Colombia, expertos de PwC y KPMG expusieron algunos de los puntos críticos del articulado que más afectan la inversión, los negocios y la competitividad de las empresas del país.

Bogotá, 1º de septiembre de 2022 (AmCham Colombia).- Varios expertos tributaristas  reiteraron su preocupación frente a varias de las propuestas del proyecto de reforma tributaria, propuesto por el Gobierno Nacional y que estudia el Congreso de la República, en la medida que desestimulan la inversión extranjera, afectan los negocios y golpean la competitividad del sector empresarial colombiano.  

Las consideraciones fueron hechas durante el Comité Tributario de la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham Colombia). De acuerdo con Ángela Sánchez, socia de PwC y presidente del comité tributario de AmCham Colombia, una de las grandes preocupaciones es el impuesto a los dividendos que pasaría de una tarifa del 10% al 20%. “Realmente con nuestra tarifa de renta del 35% y un impuesto a los dividendos del 20%, en este momento lo que más se impacta, más allá de la necesidad de recaudo que tiene el Gobierno, es la competitividad por parte de la inversión extranjera”, advirtió.  

Sánchez enfatizó que el impuesto a los dividendos no solo afecta las inversiones sino la vida societaria y los negocios en Colombia, y añadió que “este impuesto va muy de la mano con el tema de ganancias ocasionales que contempla un incremento de tarifa del 10% al 30%, casi equiparándolo a la tarifa de renta ordinaria por lo que, sin duda, es otro punto que también impacta de manera importante la inversión extranjera”.  

Al respecto, Ricardo Ruiz, socio de KMPG y vicepresidente del comité tributario de AmCham Colombia, coincidió en que el impuesto a los dividendos crea un efecto nocivo en la economía colombiana, ya que el país volvería a la doble tributación que se había mitigado en el año 86. 

“Salvo por los países que tengan tratado para prevenir la doble imposición, no vamos a ser un país con el que se pueda competir para atraer inversión, asimismo, Estados Unidos se vería seriamente afectado por la carencia del tratado para prevenir la doble imposición; son argumentos bien importantes de competitividad y que no se pueden desconocer”, expresó Ruiz. 

El dilema de las zonas francas  

Otro de los puntos críticos es el futuro de las zonas francas ya que, para Sánchez, una de las mayores preocupaciones radica en la seguridad jurídica del régimen.  

La forma en que este capítulo está planteado dentro del articulado trae unas consecuencias importantes para los contribuyentes que han realizado unas inversiones que han generado un empleo o que han accedido a beneficios de una tarifa especial, una vez se cumplen ciertos requisitos, y ahora pareciera que además se debería cumplir con un plan de internacionalización y exportaciones”, aseguró la socia de PwC. 

Adicionalmente, hay un impacto relevante frente a lo que dentro del proyecto se denominan zonas francas uniempresariales, en las que el punto crítico es el cambio de la tarifa del 20% al 35% y donde la seguridad jurídica y el régimen de transición no es tan claro, pero es un tema importante porque hay inversiones muy relevantes en Colombia que se han hecho a través del régimen de zonas francas, explicó Sánchez. 

Limitación a estímulos tributarios 

Para el socio de KMPG, otro de los temas preocupantes está relacionado con el impuesto sobre la renta para las personas jurídicas. “Antes de que estuviera el sistema de dividendos, las tarifas estaban rodeando solo en las sociedades 40%. Ahora, en la socio-sociedad yo puedo tener un distractor del 35%, pero ya con el socio llegaría a 48%; si se baja a 15% la tarifa, llegaríamos a un 44.5% y eso, de todos modos, es muy alto. Estaríamos muy por encima de tiempos antiguos”, señaló. 

En este sentido, Ruiz cuestionó las limitaciones a los beneficios y estímulos tributarios que plantea el articulado del proyecto. “Están ‘barriendo’ con todas las tarifas especiales, megainversiones y lo que queda ahí en el ambiente es qué voy a poder yo evidenciar y comprobar, como dice el último artículo de la reforma, cómo voy a poder acreditar las condiciones para haber tenido el derecho a esas normas, cuál va a ser el procedimiento para poderlo acreditar y poder conservar beneficios para mantener estabilidad jurídica”.  

Esto, al final del día, llevará a que los negocios que no tengan renta líquida o que estén en pérdida no van a poder beneficiarse del listado de estímulos tributarios que van a caer en esa bolsa de limitaciones. “Además, hay algo particular y es que, aunque la reforma considera limitar las rentas exentas, en el listado del artículo 11 del proyecto de ley no se incluye ninguna de ellas”, aseguró el socio de KMPG.  

Sector extractivo, otro de los grandes afectados 

En el caso de la industria extractiva, que es otra de las grandes afectadas, una de las críticas es que no serán deducibles las regalías que son pagadas como contraprestación de explotación de recursos naturales. “Desde el punto de vista de competitividad, cabe decir que, las regalías son deducibles en cualquier país extractor, al hacer una revisión global no hay un solo país que no lo permita, entonces, Colombia va a ser el único país importante que lo limite, por lo menos inicialmente en una información de estudios que se han hecho en el pasado”, aseguró Ruiz. 

Agregó que las regalías deberían ser deducibles y que Colombia pierde total competitividad porque el gobernmet take se dispara con este impuesto y el impuesto a precios altos de las exportaciones.  

“Según información de ACM, las compañías de carbón quedarían con un government take del 90% y las petroleras del 80%, o sea, el gobernmet take ya nos sacaría del mapa de calor de inversiones y, claramente, sería muy difícil operar, a menos de que sean unos campos o unas minas de muy alta rentabilidad que pudieran permitir absorber estos costos; sin duda, eso también nos quita totalmente la competitividad frente a lo que tenemos”, puntualizó Ruiz.  

La sesión del Comité Tributario de AmCham Colombia puede verse aquí:

También puede leer: