“Hoy el mercado laboral no está buscando generalistas, sino talento humano especializado”: Red Hat




En diálogo con AmCham Colombia, expertos de la compañía, Universidades y el Gobierno intercambiaron experiencias acerca de las exigencias del mercado laboral actual, la necesidad de profesionales especializados en áreas concretas, que posean habilidades blandas y estén en constante actualización. 

Bogotá, 20 de agosto de 2021 (AmCham Colombia).- Los currículos escolares, los tiempos de formación y, en general, el modelo educativo colombiano actual requiere evolucionar para formar profesionales que estén en la capacidad de competir en un mercado laboral que ya no está buscando talento humano con una formación solamente generalista y requiere cada vez más personal especializado. 

Así lo aseguró el Country Manager de Red Hat Colombia, Jaime Bejarano, durante un conversatorio organizado por la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, en el que enfatizó que, “aunque en el pasado las personas estudiábamos cinco años y con eso sobrevivíamos toda la vida laboral, hoy en día no funciona así y todos tenemos que estar capacitándonos permanentemente”. 

Persisten las brechas laborales en el país 

Y es que, según Sergio Camargo, Latam Training Services Manager de Red Hat, cada vez se hace más necesario reducir la brecha de talento en Colombia. “Vivo día a día la queja de los departamentos de recursos humanos de las empresas por la escasez de talento que sepa manejar temas como las tecnologías de red y el Open Source. Hoy, se necesita gente especializada en algo, que tenga una habilidad dura en concreto, pero también habilidades blandas como el trabajo en equipo”, explicó. 

Para John William Branch, director del Grupo de Investigación y Desarrollo en Inteligencia Artificial de la Universidad Nacional, la brecha entre la educación y mercado laboral está en las instituciones de educación superior como responsables de ofrecer un currículo que, efectivamente, se alinee con las necesidades de la sociedad y la cual se debe resolver con estrategias que van más allá de las transformaciones curriculares.  

Frente a este panorama, la subdirectora de Competencias Digitales del Ministerio TIC, Denis Palacios, señaló que, desde esa subdirección, se está apoyando a todos los colombianos para que adquieran nuevas competencias y habilidades en tecnologías de la información que están asociadas a lo que actualmente requieren los empresarios de cualquier sector económico. 

“A partir de las necesidades específicas de las empresas, venimos desarrollando diferentes procesos formativos para niños, jóvenes y cualquier persona que quiera aprender sobre habilidades 4.0, competencias TI, programación o formación STEM, mediante iniciativas como ‘Jugando y Kreando’, Programación para Niños y Niñas, GreenTIC, TutoTIC, Ruta STEM y Misión TIC 2022”, destacó Palacios. 

Vea el conversatorio completo aquí

Habilidades tecnológicas, claves en todas las disciplinas 

Por su parte, la directora del Centro de Innovación en Tecnología y Educación de la Universidad de los Andes, Luz Adriana Osorio, considera que hay que cambiar las formas de enseñar y aprender, dado que alguien que se forma de manera diferente, trabajando en equipo, resolviendo problemas y es retado creativamente, será un profesional mejor preparado para llegar a las empresas.  

“También, debemos entender que las capacidades tecnológicas no deben estar dirigidas únicamente hacia profesionales de las áreas de tecnología, pues todas las profesiones van a estar permeadas por la necesidad de lidiar con datos. Entonces, tenemos una tarea muy importante de ver cómo actualizamos los currículos y preparamos a los estudiantes para que tengan esas capacidades tecnológicas impregnadas en la formación profesional de las distintas disciplinas”, añadió Osorio.  

En este sentido, Mario Sánchez, director del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación de la Universidad de los Andes, señaló que parte del problema radica en que existe desconocimiento y prejuicios frente a algunas profesiones tecnológicas que deben resolverse desde distintos frentes. “Los niños de colegios tienen una imagen de los ingenieros de sistemas que es muy diferente a la que tienen de otras disciplinas y piensan que es aburrido trabajar en esa área. Hay que hacer un trabajo con ellos, pero también con los orientadores profesionales y las empresas o, si no, seguiremos teniendo esa falta de talento”.       

Al respecto, Jorge Martínez, asesor de la Dirección de Formación Profesional del SENA, sostuvo que otro de los retos es cerrar las brechas de conectividad que existen en el país, dado que buena parte de la población está en la ruralidad, para así generar oportunidades de manera equitativa en todo el territorio y, por otro lado, estar en la capacidad de responder tanto a las necesidades y tendencias actuales, como a esas ocupaciones que van a ir apareciendo en el futuro.  

50% de las labores podrían automatizarse  En línea con lo anterior, el viceministro de Educación Superior del Ministerio de Educación, José Maximiliano Gómez, indicó que, según un estudio de McKinsey Global Institute, aproximadamente el 50% de las actividades laborales pueden ser automatizadas por las tecnologías actuales, por lo que, “la transformación digital y la automatización de los procesos son una realidad y se deben afrontar los cambios adecuando capacidades técnicas, de recurso humano, de política y de infraestructura”.