Plataformas de movilidad ahora son más indispensables



Son necesarias para garantizar servicio a usuarios que no podrá mover el transporte público por covid-19, manifestó el ex ministro TIC David Luna durante un conversatorio virtual con empresarios de AmCham Colombia.

Bogotá, 10 de junio de 2020 (AmCham Colombia).- Las restricciones generadas por la pandemia del Covid-19 obligarán a los sistemas de transporte a reducir hasta el 75% de su capacidad, por lo cual  las plataformas tecnológicas de movilidad serán fundamentales para transportar a los ciudadanos con los protocolos de bioseguridad requeridos, manifestó el exministro de TIC David Luna, presidente de la Alianza In, un gremio que defiende los intereses de las aplicaciones tecnológicas de diferentes sectores.

“Dadas las dificultades que se están presentando por la pandemia, a los ciudadanos tenemos que moverlos en otro tipo de mecanismos y las plataformas de movilidad le han manifestado al Gobierno Nacional su disposición para transportar a estos usuarios con trazabilidad, pues a través de estas se puede saber quién se sube a un vehículo, cuándo se baja, los motivos de su movilización, e incluso, evitar que se preste el servicio en sectores confinados”, explicó Luna en un conversatorio organizado por la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia.


Luna indicó que, a través de la Alianza IN, que reúne a aplicaciones tecnológicas de diversos sectores, propusieron que los recursos del 1.5% de todos los viajes intermediados durante un año puedan destinarse a un fondo para proteger la salud de los conductores, garantizarles una estabilidad económica en momentos de crisis, desinfectar sus vehículos y subsidiar la tarifa, de manera que los usuarios que a diario se movilizan en transporte público lo puedan hacer también a través de servicios ofrecidos por medios de estas plataformas.


Normatividad tecnológica sigue siendo el desafío

En este sentido, Luna enfatizó en que se debe actualizar la normativa, pues hay sectores que tienen legislaciones de hace 30 años y necesitan renovarse. “Es indispensable entender que la tecnología va mucho más rápida que la legislación; si bien, los cambios generan incertidumbre, hay que ver de qué manera se puede avanzar en el proceso de generar regulaciones o actualizaciones normativas, y actuar con velocidad”.

La directora ejecutiva de AmCham Colombia, María Claudia Lacouture, coincidió en que, parte de la problemática que tiene el país hoy es el tema de propiedad intelectual, donde la legislación colombiana está obsoleta y no ha actualizado muchas de las necesidades que han surgido.

“Este será un gran debate no solamente en los temas de aplicación, sino en general en toda la transformación de la industria de economía naranja porque existe una falta de validación y apoyo al desarrollo de esa propiedad intelectual”, aseguró Lacouture.

Al respecto, Jonathan Ávila, presidente de Vali Consultores, indicó que, ante la disrupción que actualmente se presenta en todas las cadenas de valor, Colombia debe apostar por crear varias legislaciones y no un solo marco regulatorio que trate de encajar en todo.


“Algo fundamental es el tema de los ‘Ambos’ (regulación sectorial y derecho antimonopolio), puesto que las arenas regulatorias podrían ser el mejor espacio para experimentar dentro de esas tensiones que se viven en todas las plataformas, entre ellas las de turismo, hoteles, transporte; y empezar a ver qué es lo que más conviene para cada uno de esos mercados”, dijo.

Ávila agregó que en Colombia se aproximan unos niveles de desempleo preocupantes a los que hay que dar respuesta, por lo que es importante poner sobre la mesa, el próximo semestre, tanto el tema de regulación de plataformas de economía colaborativa y la financiación para el desarrollo de intangibles, como el fomento a la digitalización multisectorial y la introducción de 5G. En cuanto a los retos, todas las discusiones a nivel tributario, laboral, tratamiento de datos y de competencia serán algunos de los principales.  


Más talento humano digital, clave en la reactivación económica

De acuerdo con el exministro Luna, en este momento, en Estados Unidos hay un déficit de desarrolladores y programadores, motivo por el cual el mercado está buscando talento en todo el mundo.

Solo en Colombia, el año pasado los sueldos de quienes se dedican a estas actividades aumentaron en un 30%, cifra que demuestra, en parte, la razón por la que estamos teniendo un déficit de 60.000 ingenieros y programadores, dado que nuestro país ha demostrado que su talento humano tiene la capacidad de competir a nivel internacional y, por eso, están tomando la determinación de llevárselo.

“Colombia no solo necesita mejorar la calidad de la formación de nuevos talentos en tecnología para que sus perfiles se ajusten realmente a las necesidades actuales de las empresas; también, debe aumentar la cantidad de talento humano digital, lo que representaría una oportunidad para enfrentar la reactivación económica, donde no solo será fundamental la economía digital, sino todas las empresas que han soportado durante años la economía en nuestro país y han generado empleo”, puntualizó Luna.

Consulte el documento de “Desafíos regulatorios de la economía digital” que anunció Jonathan Ávila, aquí