Protocolos de reactivación del sector turístico están casi listos y se complementarán con el nuevo sello de bioseguridad



El viceministro de Turismo Julián Guerrero anunció que los borradores de los protocolos de bioseguridad turística están prácticamente listos y que la resolución del sello de bioseguridad se expedirá en los próximos tres días. También, dijo que se están considerando medidas adicionales para apoyar al sector aeronáutico. OMT destacó labor de Colombia en manejo de la pandemia.

Bogotá, 27 de mayo de 2020 (AmCham Colombia).- Hablar de una fecha exacta para la reactivación del sector turístico es difícil, porque va a depender de la evolución de la enfermedad y será un proceso gradual, indicó el viceministro de Turismo, Julián Guerrero, durante un conversatorio con más de 160 empresas convocado por la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia.

“Mientras tanto, estamos trabajando en los protocolos de bioseguridad, de los cuales los borradores de resolución están prácticamente listos y se encuentran en revisión del Ministerio de Salud. Adicionalmente, hemos creado un sello de bioseguridad turística para certificar el cumplimiento de esos protocolos”, agregó.

El viceministro Guerrero dijo que los protocolos de bioseguridad son obligatorios y hacen parte de las medidas que se están adoptando para la reactivación económica de esta industria. De otro lado, afirmó que el sello de bioseguridad turística es voluntario, por lo que no significa que quien no lo tenga no puede operar, ya que busca hacer un reconocimiento a las compañías que se certifiquen de que están cumpliendo con esos protocolos y generar una mayor confianza entre los consumidores.

“En los próximos tres días se expedirá la resolución con todos los detalles de este sello, que es el primero en el mundo con el respaldo formal de la Organización Mundial del Turismo (OMT), y tiene como propósito generar confianza para que haya demanda; además, una certificación con estas características es muy importante para la reactivación del sector”, explicó el funcionario, quien destacó que este sello está siendo ejemplo para otros países que han pedido apoyo para desarrollar procesos de similar naturaleza tanto en América Latina y en Europa.

En cuanto a las soluciones para el sector aeronáutico, el Viceministro de Turismo aseguró que se está trabajando con las aerolíneas y el equipo económico del Gobierno, sin embargo advirtió que los montos requeridos para salvar a esas empresas son muy grandes y exceden la competencia exclusiva del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, por lo que, esta cualquier decisión también involucra al Ministerio de Hacienda que tiene la responsabilidad de asegurarse de que el costo fiscal de eventuales medidas que se tomen no vayan a crear una situación en donde el remedio termine siendo peor que la enfermedad.

“En este momento no se ha tomado una decisión especifica con relación al sector aeronáutico, pero estamos considerando medidas adicionales y revisando la mejor forma en que podamos brindarle un apoyo, puesto que, consideramos que es el cimiento sobre el que se afinca todo el sector turismo, porque en un país como Colombia, y el mundo en general, la conectividad aérea es absolutamente fundamental”, puntualizó el Viceministro.

Por su parte, Natalia Bayona, líder en Innovación y Transformación Digital de la Organización Mundial de Turismo, destacó que las acciones adoptadas hasta ahora por el país han sido eficientes y asertivas, al punto que hoy es un ejemplo internacional.

“Hemos realizado un análisis detallado de cada uno de los continentes y Colombia ha actuado con responsabilidad, al igual que países como Corea del Sur, los Emiratos, Portugal y Sudáfrica; todos son ejemplos que se deben adaptar en el mundo porque son visiones de largo plazo que están fortaleciendo el turismo sostenible y las alianzas público-privadas”.

La innovación es otra de las grandes prioridades en las que trabaja la OMT, por lo que, según Bayona, la organización lanzó el ‘UNWTO Healing Solutions for Tourism Challenge’ con el fin de buscar a innovadores de todo el mundo que ayudaran a diseñar soluciones para recuperar el sector turístico. Esta iniciativa, apoyada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se lanzó a nivel internacional y se recibieron 1.180 soluciones de más de 100 países.

“Colombia fue uno de los países que más aportó, brindando más de 100 soluciones con base tecnológica. Las diferentes propuestas buscan que, tanto los países como los viajeros, se adapten a la nueva normalidad, teniendo plena conciencia que es imperativo aprender a sobrevivir con la pandemia”, explicó Bayona.

Jean Claude Bessudo, presidente del Grupo Aviatur, al advertir la crítica situación por la que atraviesan todas las empresas del sector, señaló que es necesario que el Gobierno y todas las entidades incluidas les provean a los empresarios reglas claras que permitan reconfigurar su accionar. “Junto con diferentes gremios, tenemos la impresión de que el oxígeno en el sector turístico se está acabando, pero Colombia es uno de los países que, por su biodiversidad, cuenta con el tipo de turismo que la gente está buscando y eso es lo que nos mantiene la esperanza viva”.

Bessudo agregó que, el país debe recurrir a líneas de créditos internacionales, algunas de las cuales ya están en camino, pero “se requieren créditos realistas y de largo plazo, puesto que, no se trata de la ayuda inmediata sino de mantener vivo todo el tejido turístico en el país hasta ingresar a una normalidad, que tiene que ser diferente a la conocida, priorizando todos los atractivos de nuestro país”, puntualizó.

Finalmente, la directora ejecutiva de AmCham Colombia y ex ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, coincidió en que no existe una fórmula mágica para saber cómo avanzar en la actual coyuntura, pero sí es el momento de empezar a generar acciones que promuevan la salud económica.

“Somos conscientes de que la prioridad es garantizar la vida de los colombianos, pero al mismo tiempo, es indispensable mantener la salud de la economía.  Hoy, el país requiere una apertura en el sector turístico, porque la efectividad económica no da espera y esta tiene que ir de la mano de la efectividad sanitaria, con protocolos establecidos y que les permitan a las empresas avanzar”, indicó.