Reactivación económica debe ser más proactiva y permitir la apertura sin restricciones




Para AmCham Colombia establecer limitaciones para el funcionamiento de las empresas y el comercio les generará costos adicionales y no permitirá una reactivación efectiva de la economía.

Bogotá, 1 de septiembre de 2020 (AmCham Colombia).- La directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham Colombia), María Claudia Lacouture, aseguró que no es posible generar una reactivación efectiva de la economía en el país si se establecen restricciones para el funcionamiento de las empresas y los comercios, ya que no solo se reduce el tiempo en que estos pueden operar, sino que les genera unos costos adicionales. 

“Es indispensable no solamente hacer una reapertura, sino una reactivación real de la economía, permitiéndoles a las empresas trabajar con los respectivos protocolos de bioseguridad, pero sin establecer limitaciones ni restricciones porque así no podremos jalonar esa reactivación”, advirtió la directiva de AmCham Colombia durante el foro virtual ‘Caribe, motor de reactivación’, organizado por el diario El Tiempo y Portafolio.

Lacouture enfatizó en que no es lo mismo tener una reapertura que una reactivación, dado que la reapertura permite abrir, pero no genera una reactivación viable si se establecen limitaciones. “Por ejemplo, si se abren unos negocios de jueves a domingo, se está reduciendo un 55 % el tiempo en que normalmente operan y, a su vez, les implica unos costos adicionales porque deben abrir los fines de semana, lo cual para la empresa no es operacionalmente viable y dificulta la reactivación”, explicó. 

Turismo, en estado de coma 

La directora de AmCham Colombia y además experta en turismo sostenible señaló que, en este momento, el sector turístico es el más crítico, de ahí que su recuperación será lenta y necesitará de mucha ayuda por parte del Gobierno Nacional, pero también de las autoridades locales, alcaldes y gobernadores del país. 

“Es frustrante ver cómo actualmente el turismo en Colombia, y a nivel mundial, está en coma. Es un sector que presenta unos índices de decrecimiento en los que, el más positivo sería del -58%, según la Organización Mundial del Turismo, por lo que urgen medidas para salvar a esta industria”, dijo Lacouture.  

Dentro de los mecanismos que se deben desarrollar para que el sector turístico logre progresivamente su reactivación, según la directiva de AmCham Colombia, está lograr una eficiencia triple: a nivel sanitario, económico y comunicativo.  

“Lo primero es la efectividad sanitaria, en la cual el Gobierno Nacional ha sido acertado y efectivo, pero esta debe ir acompañada de una efectividad económica que asegure la liquidez y la salud económica de las empresas, a la vez que se garantiza la vida de los colombianos”, señaló. 

“Estas dos deben ir de la mano de una comunicación efectiva con el fin de generar una reactivación coordinada entre las ciudades y departamentos de la costa Caribe, por ejemplo, para lograr atraer a este corredor turístico viajeros nacionales e internacionales, con quienes podamos comunicarnos de forma fácil, pero efectiva, e incluyendo la socialización de los protocolos y medidas de seguridad que se han adoptado”.  

Según Lacouture, lo ideal es desarrollar este último punto conjuntamente entre los departamentos del país, de forma similar a lo que en Europa se ha denominado la ‘burbuja sanitaria’ y en la que los corredores turísticos presentan unos protocolos que le permiten al turista, nacional y extranjero, saber cómo las medidas de bioseguridad han avanzado y garantizan la salud de los visitantes, y de qué forma esos corredores promueven un turismo sostenible.  

Empleo e inversión, claves para la reactivación 

A raíz de la pandemia, una de las problemáticas que vive Colombia y debe resolver de forma rápida es el desempleo. Para esto, sostuvo Lacouture, se deben hacer inversiones en el corto plazo en infraestructura y vivienda, pues son sectores que generan una alta inyección de capital, así como buenos índices de empleabilidad. 

“En el mediano plazo, debemos buscar ser atractivos para atraer inversión extranjera directa al país o, al menos, lograr mantener la que ya existe, que es igual de importante. Para lograrlo, se requiere de una infraestructura que permita al país acceder a los mercados internacionales, la adopción de nuevas tecnologías y una mano de obra que sea pertinente versus los costos laborales”, concluyó la directora de AmCham Colombia. 

Vea la intervención de la Directora de AmCham Colombia aquí